Salud

Vacunados o contagiados

De la mano de las controversias surgidas en medios de comunicación y entre la gente con respecto a las vacunas, contra todo lo previsto, el país más desarrollado del mundo lucha contra una enfermedad que debiera estar extinguida. El brote de sarampión en Estados Unidos continúa creciendo y solo este año ya se superaron los 1.100 casos. La mayoría fue entre personas que no fueron vacunadas contra el sarampión y más del 75% se relacionó con brotes en Nueva York. Hasta el 8 de agosto, 124 personas que tuvieron sarampión fueron hospitalizadas y 64 tuvieron complicaciones, incluyendo neumonía y encefalitis.

El número de casos de este año marca el mayor reportado en Estados Unidos desde 1992 y desde que el sarampión se declaró eliminado en 2000.

El futuro se decide entre si se respeta la vacunación o a la enfermedad.

La mayoría de las enfermedades eruptivas como la rubéola, sarampión o varicela, son cuadros infecciosos producidos por virus o bacterias que se dan principalmente durante agosto, septiembre y octubre. Algunas de ellas pueden prevenirse por medio de vacunas que se encuentran incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación.
Las enfermedades eruptivas son unas de las infecciones más frecuentes en los niños. Se caracterizan por presentar manifestaciones en la piel y, en la mayoría de los casos, fiebre.

Se contagian por secreciones respiratorias (tos, estornudos) y por contacto directo con las lesiones de la persona enferma. Se presentan mayormente en invierno y primavera.

Las más frecuentes son la escarlatina, la quinta enfermedad o eritema infeccioso, la sexta enfermedad o exantema súbito, la rubéola, el sarampión y la varicela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *