Salud

Salí de la tumba metabólica

Además de lo poco recomendables y saludables que son las dietas estrictas e hipocalóricas, muchas de las personas que las siguen notan que, en un momento, la pérdida de peso se hace menor e incluso se frena. Este se conoce ahora como tumba metabólica y puede revertirse no solamente con un cambio de la alimentación sino de la actividad física con la que se acompaña estos planes de descenso de peso.

Se llama tumba metabólica al daño en el metabolismo que aparece después de seguir una dieta hipocalórica durante un cierto período de tiempo. Tras los primeros meses perdiendo peso con este tipo de alimentación bajo en calorías, el organismo se acostumbra a este tipo de dieta y deja de perder grasa corporal.

Este fenómeno se da con frecuencia en casos de consumo de cantidades de carbohidratos inferiores a lo que se está acostumbrado. Suele ocurrir al respetas planes que prometen disminuir el peso de una forma demasiado rápida.

En los primeros tiempos, el organismo tiende a adelgazar bastante y de forma rápida, al ver reducido el número de calorías ingeridas a diario. Sin embargo, conforme van pasando los días, el ritmo de pérdida de peso se ralentiza debido a la termogénesis adaptativa. Esto significa que el organismo ya se acostumbró a la nueva situación y a recibir menos nutrientes, por lo que no necesita quemar grasa acumulada para funcionar.

Gracias a esa adaptación, el metabolismo comienza a funcionar de forma incorrecta y mucho más lento de lo que debería hacerlo, es decir, cae en el estado de tumba metabólica.

La solución a este letargo metabólico pasa por volver a estabilizar el funcionamiento del mismo y hacer que pierda la costumbre que ha adquirido respecto a la dieta agresiva que se ha realizado.

Una consulta con un nutricionista o profesional de la alimentación permitirá rehacer un cálculo de las calorías que cada organismo necesita diariamente para volver a adaptar la alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *