Familia

Manda el menos es más

Menos es más se ha convertido definitivamente en el lema actual de todos los diseñadores de muebles. El minimalismo ha pasado a ser una forma de concebir los
ambientes que propone reducir lo que se pone y usa en ellos al mínimo.
La tendencia se vio claramente reflejada en la feria de muebles IMM de febrero en Alemania. Los ambientes que se presentaron estaban equipados únicamente con objetos indispensables y la sobriedad se abrió paso en todos los diseños.
Entre los mucho que se mostró, hubo tres denominadores comunes a tener en cuenta si se trata de renovar los ambientes este año.

La mayoría de los muebles utilizados en las ambientaciones se rigieron por un diseño de líneas simples y rectas. Se vieron pocos accesorios y poco que ocultar. Un estante, por ejemplo, podía estar compuesto de una tabla y dos soportes. Nada más. Los armarios se armaron con estructura cuadrada, al estilo de un marco.
Este tipo de sobriedad puso de relieve la funcionalidad de cada objeto. La tendencia puede tener sus ventajas.

En las ferias de muebles europeas gana por lejos el minimalismo de la mano
de los jóvenes que cada vez se trasladan más y cambian, así, el concepto
de hogar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *