Jardín y mascotas

Ventanas en las habitaciones pequeñas

Una pasarela tiende a verse mejor cuando es perfectamente imperfecta. Esto quiere decir que incluye piedras en diferentes formas y tamaños, ladrillos y hasta maderas rústicas.

El camino principal que conduce a la casa es el más visible y frecuentado
del jardín.

El ladrillo se ha utilizado durante siglos y por una buena razón, nunca pasa de moda. La piedra caliza es una excelente opción, un material duradero que puede encontrarse en una amplia variedad de tamaños y además es antideslizante. Ideal para quienes
aman caminar descalzos en cualquier lugar de la vivienda.

El césped también es una alternativa suave y natural para hacer un camino que atraviese un jardín exuberante y que contraste con las plantas grandes. Requiere más mantenimiento que las otras opciones.

Otras posibilidades son los caminos de granito, mármoles, hormigón, cerámicos y adoquines. Son más formales que los de ladrillo y piedra, y están de moda en los diseños de paisajismo.

En jardines pequeños, lo más conveniente son los senderos de lajas de piedra o rodajas de madera que combinan muy bien con estilos rústicos.

Las maderas se venden con tratamiento para exterior.

La grava (piedras pequeñas que proceden de la fragmentación natural de rocas), los guijarros (piedritas redondeadas y lisas formada por erosión del agua que se suelen encontrar en arroyos y ríos) y la piedra triturada (proveniente de rocas pero fragmentadas por el hombre), pueden ser una buena elección porque permiten el drenaje rápido cuando llueve y no son resbaladizas.

También se hacen combinaciones muy estéticas. Es usual hallar caminos de piedra rodeados de césped o grava.

Ladrillo y piedra es otro mix muy usado. Una opción es el uso de un material para el borde y otro para el interior del sendero.

Para que el camino quede firme, lo mejor es realizarlo sobre una zona sin pasto, humedeciendo un poco la tierra y colocando las piedras, ladrillos o maderas con la forma que quieras, presionándolas ligeramente hacia abajo.

Los troncos no tienen tanta resistencia como las piedras o ladrillos, pero poseen la ventaja de que es muy rápida y fácil su colocación.

Un sendero realizado con palets puede ser una idea creativa y económica. Las baldosas rotas, que sobraron de la construcción y suelen quedar arrumbadas en el garaje, quedarán perfectas si se las coloca formando una guarda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *