Salud

El reloj chino de los órganos

La antigua Medicina Tradicional China basa la prevención y el tratamiento en los tramos del día en que la energía recorre el organismo.
Acompañar este circuito natural previene enfermedades y mejora la calidad de vida.

Aunque el reloj biológico es casi una novedad para Occidente, es un principio que rige a la Medicina Tradicional China desde siempre. Es lógico,  porque este saber estudia y diagnostica al organismo de acuerdo a la circulación de la energía vital (Chi) a través de los meridianos y paralelos que separan sectores del organismo, más o menos como nosotros conocemos a los órganos.

De 1 a 3
Hígado (hora del Buey)
El hígado necesita estar descansado para tomar decisiones correctas. Por eso,
debemos dormir y soñar bien. Si te estás despertando entre las 3 y las 4, significa
que el “gran General” está inquieto, que algo perturba la energía que él moviliza,
la mente no descansa pues las emociones son fuertes y están alteradas. Se puede
tomar una infusión de boldo antes del desayuno durante 9 días.

De 3 a 5
Pulmón (hora del Tigre)
El descanso profundo en estas horas es purificador, por eso, problemas como los
ronquidos y apnea del sueño pueden ser un trastorno del pulmón. Se recomienda
hacer ejercicios de respiración acompañados de meditación para mejorar la oxigenación del organismo y empezar el día con la mente limpia y fresca. Por ejemplo, cada mañana durante unos 10 minutos, inspirar por la nariz contando hasta 4, retener dos tiempos más, espirar contando hasta 6 y vuelve a empezar.

De 5 a 7

Intestino grueso
(hora del Conejo)
Momento de ocuparse del tránsito intestinal y cambiar un problema que complica la salud y la calidad de vida.
Lo aconsejable es, al levantarse, beber 2 vasos de agua tibia con un chorro de limón y un poco de bicarbonato de sodio o 1 taza de agua caliente, además de hacer masajes en el abdomen para estimular la evacuación. Si sufrís de tránsito lento o problemas de colon, hacé un masaje circular a ambos lados.

De 7 a 9
Estómago (hora del Dragón)
En esta franja horaria, la energía está en el estómago, por eso, todos
saben que el desayuno debe ser la comida más importante del día. Lo aconsejable es empezar con un jugo natural de verduras y frutas y esperar unos 15 minutos antes de desayunar.
Entre las mejores opciones de los especialistas: pan integral con paté
de garbanzos o pasta de sésamo, palta.

De 9 a 11
Bazo-Páncreas
(hora de la Serpiente)
Empieza el día y hay que asumir las tareas más exigentes. A media mañana,
se recomienda hacer un parate para potenciar la función del bazo y del
páncreas y realizar este ejercicio: de pie, elevar la pierna izquierda y tocar la rodilla
con la mano derecha. Repetir el ejercicio cambiando de pierna y brazo, como si
se caminara pero sin moverse, durante 2 minutos. Para mantener la energía, beber
un jugo de arándanos.

De 11 a 13

Corazón (hora del Caballo)
Antes de almorzar, se aconseja hacer este ejercicio para activar y, a la vez,
serenar el corazón: de pie, elevar los brazos y juntar las palmas bien arriba
con los codos estirados y la espalda bien derecha. Realizar una respiración
profunda y mantener la postura de 1 a 2 minutos. Si se padecen
problemas cardiacos, tomar una infusión de espino blanco.

De 13 a 15
Intestino delgado
(hora de la Cabra)
Para el almuerzo, los especialistas recomiendan comenzar con una
ensalada, un plato de verduras o una sopa), un segundo plato a base de
cereal, legumbres y proteína vegetal y, lajadas de la noche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *