Salud

Todo sobre donar sangre

¿Por qué donar sangre?
La donación voluntaria de sangre es un acto solidario que no sólo permite salvar vidas, sino que ayuda a construir una sociedad que pone en el centro de sus valores el altruismo y la empatía. “El acto de donar sangre no tiene precio, pero tiene un valor incalculable”, afirmó Gabriela Dabusti, presidente de la Asociación Argentina de Hemoterapia, En busca de concientizar sobre la necesidad de más donantes voluntarios y así aumentar su número en la Argentina, la consigna es: “No esperes a que te lo pidan”.

Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC) en el marco del Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre que fue el pasado 9 de noviembre ¿Es seguro?
La Dra. María Valeria El Haj, Directora Médica de vittal, resalta que la donación es un proceso totalmente seguro, dado que el material que se utiliza para la extracción es estéril y desechable.

Además, no dura más de media hora y se realiza bajo la responsabilidad de un equipo médico. “Todo el material utilizado para la extracción es descartable, estéril y se inutiliza con su uso. No hay forma de que alguien pueda contagiarse ninguna enfermedad por donar sangre”, agrega Dabusti.

¿Quiénes pueden donar?
“Puede donar sangre cualquier persona, hombre o mujer con buen estado de salud, mayor de 18 años y menor de 65 años, cuyo peso supere los 50 kg”, agrega El Haj.

¿Quiénes no pueden donar?
“Entre quienes no pueden donar sangre se encuentran: personas que padezcan
o hayan padecido determinadas enfermedades como hepatitis, sida, paludismo, chagas, o tumores; quienes consuman o hayan consumido drogas por vía endovenosa; quienes hayan consumido algún medicamento; y embarazadas o mujeres en período de lactancia. A las personas que se hayan hecho un tatuaje o piercing se s recomienda donar después del año, al igual que a los que se hayan realizado acupuntura o sufrido algún accidente con exposición a sangre o secreciones y el contacto con ellas a través de mucosas o heridas”, agrega la Directora Médica de vittal.

¿Cuándo tiempo debe pasar entre cada donación?
Con relación a la frecuencia entre donación y donación, deben transcurrir mínimo dos meses. En el caso de los hombres, pueden donar 5 veces al año como máximo; mientras que las mujeres pueden donar hasta 4 veces al año debido a que sus depósitos de hierro disminuyen con el período menstrual.

¿Es verdad que el donante se debilita?
Es un mito y es FALSO. “Es falso que la persona se debilite, dado que una vez realizada la donación, el volumen de sangre es reemplazado rápidamente y en unas horas se normaliza, sin alterar las tareas habituales; el único consejo es no hacer fuerza con el brazo del cual se extrajo sangre durante esa jornada”, asegura la experta.

¿Se modifica el peso del donante?
Es FALSO que la donación modifique el peso corporal, a lo sumo, se puede notar un leve incremento del apetito en las horas posteriores, lo cual es normal y esperable.

¿Hay que estar en ayunas?
NO. No es necesario estar en ayunas para donar sangre. “Por el contrario, se sugiere que la persona beba por lo menos 500 ml de agua o bebidas con sales minerales media hora antes de la extracción y sin restricciones para la ingesta de alimentos sólidos, evitando únicamente las grasas y lácteos”, agrega El Haj.

¿Qué pasa en Argentina?
La sangre no se puede fabricar. No hay un sustituto médico válido. La vida de las quienes necesitan transfusiones depende, a menudo, del gesto solidario de personas que se acercan a los bancos de sangre.
Si todos donáramos dos veces al año, estaría cubierta la demanda de sangre para todas las personas que la necesitan en todo el país. Según datos estadísticos
proporcionados por la AAHITC, en la actualidad los donantes de sangre no
llegan al 2% de la población.

¿Cuántas transfuciones se hacen en Argentina?
“En la Argentina se necesitan más de 4.000 transfusiones diarias, ya que los componentes sanguíneos son requeridos en múltiples situaciones, como accidentes, operaciones, trasplante de órganos, tratamientos oncológicos y pacientes con quemaduras graves, entre otros”, informa vittal.

¿Cuál es el perfil del donante argentino?
En Argentina, el sistema predominante es la donación de reposición, que consiste en la donación ante la solicitud de un familiar, amigo o conocido que necesita ser transfundido o sometido a una intervención quirúrgica. El paciente es quien se ocupa de buscar sus donantes de sangre. “No está mal concurrir cuando te lo piden, pero lo importante es volver a donar. Transformar ese pedido inicial en una costumbre que se repite cada tres meses”, invita Dabusti, presidente de la AAHITC.

¿Dónde se puede donar?
“Se puede donar en centros de salud, colectas en vía pública, hospitales o centros de hemodonación, en cualquier parte del país. Como donante voluntario podés elegir el que te resulte más cómodo” dice Dabusti. Hay que concurrir con DNI.

¿Por qué es clave cambiar el modelo de donación de sangre?
La donación por resposicón, la más usual en Argentina, tiene muchas desventajas, tal cual demostró un documento de la AAHITC. “Este sistema trae como
resultado la obtención de sangre menos segura, no contempla las necesidades de todos los pacientes (situaciones de emergencia, pacientes provenientes de áreas geográficas lejanas) y es una tácita aceptación de la incapacidad del sistema de salud de proveer los medios necesarios para la atención de los pacientes, que genera una situación  extorsiva que es interpretada por los pacientes y familiares como una
presión de la que depende la asistencia y tratamiento médico”, concluye el
documento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *