Familia

Enfrentar la separación conyugal

Los padres deberían hablar de su separación cuando ya tienen la decisión tomada. Luego, lo primordial es escuchar a los niños para comprender qué es lo que ellos entienden y piensan acerca del tema.

La contención paternal favorece el control de las emociones displacenteras como el enojo, la tristeza y la culpa causadas por la separación. Es importante brindar respuestas claras, empáticas y sensitivas que esclarezcan las ideas que tengan los niños.

Por otro lado, debemos comprender que el nivel cognitivo alcanzado y el desarrollo madurativo son diferentes en función de la edad de cada hijo. A los 4 años, tienen un pensamiento de tipo intuitivo y una de las características de esta edad es el egocentrismo. Crren que todo tiene relación con ellos, incluso la separación de sus padres. Por lo tanto, pueden sentirse culpables.

Negar la realidad genera un alto nivel de confusión y si le explicamos cosas innecesarias o le shablamos antes de tiempo, aumentamos la angustia. Si bine cada separación es distinta, en general, es importante transmitirles la información necesaria, de la manera más sencilla, partiendo de lo que los chicos preguntan y teniendo en cuenta qué es útil sabar para ellos, encontrando el momento y el lugar oportuno para dialogar. No habalr desde el enojo, la bronca o la versión subjetiva.

A la vez, es fundamental diferenciar el plano adulto del infantil. Los niños no tienen por qé saber o involucrarse en las temáticas de adultos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *