Jardín y mascotas

Torsión de estómago

Cuando un perro come o bebe y hace actvidad física a continuación, o cuando consume mucho alimento o lo hace de manera muy rápida, se puede producir una dilatación excesiva del estómago. El cuadro se agrava si ocurre una torsión gástrica. Esto se produce cuando el bazo ejerce peso sobre el estómago, tirando de él y rotándolo.

Al generarse la torsión, arterias, venas y vasos sanguíneos del aparato digestivo se comprimen y se interrumpe la circulación sanguínea, lo cual genera una falla multiorgánica y requerirá de asistencia profesional a la brevedad.

Signos de alarma: salivación profusa; nauseas; esfuerzos por vomitar sin lograrlo;dificultad respiratoria; respiración rápida y superficial; abdomen dilatado.

Prevención: evitar raciones abundantes; suministrar la dosis diaria divididad en avrias tomas; no realizar ejercicios físicos luego de las comidas; si ha realizado esfuerzo físico y desea beber agua, esperar unos minutos y ofrecérselo en pequeñas cantidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *