Familia

¿Qué es lo que más nos gusta de ellos?

En el encantador universo de la seducción, nos desvivimos por saber los cómos. Si las recetas del amor fueran homogéneas, todos cocinaríamos los mismos platos. Pero así es el asunto del corazón como en los de la cocina hay algunas cuestiones básicas que hacen que todo sea más rico.

Te contamos algunas de las cosas que a la mayoría de nosotros nos gustan de ellos.

Que sean auténticos: que nos fijan un personaje, que simplemente sean… como son. Las personas que no aparentan son las que a la mayoría nos llegan al corazón. Las construcciones ficticias no tienen sustento en el tiempo así que ¿qué mejor que un hombre que nos hable desde el alma?

Que sean positivos: que tengan una actitud optimista y traten de enfocar la vida con una lente positiva no quiere decir que sean negadores o no vean la realidad. Por el contrario, que impriman ganas de salir adelante a las dificultades, pese a los peros. Al fin de cuentas, somos lo que hacemos con aquello que nos ocurre.

Que nos escuchen: algo que parece tan simple y a la vez puede ser tan complicado de conseguir. Está en nuestra naturaleza hablar hasta por los codos y querer compartir todo lo que nos ocurre, tanto en la realidad como en la imaginación. Es por eso que los caballeros que nos escuchan, nos enamora. No incluye a aquellos que fingen escuchar con el afán de seducir. Los buenos interlocutores empatizan, nutren e intercambian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *