Jardín y mascotas

¿Ya salimos?

Tanto si tu perro es adulto como si es un cachorro, debés enseñarle a pasear junto a vos. Los perros no saben si lo hacen mal o bien, ellos simplemente caminan y son sus dueños quienes deben indicarles si lo hace bien o mal, corregirlos o felicitarlos. La mayoría de los problemas de conducta en paseos con perros se deban a una mala comunicación entre el dueño y el perro, no a un perro mal educado.

A continuación un decálogo par que el paseo no se convierta en una pesadilla.

El paseo empieza en casa. Ponele el collar y la correa cuando esté calmado, no debe perseguirte por la casa mientras te preparás porque así aumenta su ansiedad y parate unos segundos en cada puerta que tengas hasta llegar a la calle para que el perro salga más tranquilo.

Enseñá a tu perro a ir sin tensión en la correa y a no tirar de ella. El perro debe ir a tu lado o detrás de ti y aprender a ir relajado de la corea para poder relacionarse correctamente con otros perros y otras personas.

Vos decidís a dónde ir, por dónde y qué hacer en cada momento. Vos controlás el paseo y guiás a tu perro dándole seguridad, él no decide. Decidís vos.

Enseña a tu perro a pasar entre otros perros sin prestarles atención. Tu perro tiene que ir pendiente de vos y no tiene por qué saludar a todos los perros con los que se cruzan. Vos decidís son qué perros se puede relacionar, así le estarás dando confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *