Familia

Los amigos de nuestros hijos

La nena empezó a tomar alcohol porque todas sus amigas lo hacen. El nene se la pasa con los videojuegos en casa del vecino. Todos los padres pasan por la etapa de temer que sus hijos tengan los amigos equivocados y que esa influencia ponga en jaque las reglas que ellos supieron imponer.

Sin embargo, los psicólogos sostienen que, justamente para los adolescentes, los pares son muy importantes y su influencia suele ser positiva porque los ayuda a encontrar su lugar en la sociedad.

Hacer amigos significa observar a las personas en mayor profundidad. Primero llaman la atención cosas superficiales, pero luego se buscan cosas en común, alternativas. Esto quiere decir que estrechar amistades es el primer desempeño social de una persona por fuera del espacio protegido de la familia. Cuanto más grandes se hacen los hijos, menos pasan su timepo libre con los amigos en la casa de sus padres. Se encuentran en la calle, el club, se comunican con sus celulares y los amigos se vuelven a veces desconocidos para los padres.

Lo mejor es habalr con el hijo, preguntarle por qué le gusta tanto parar el tiempo con ese amigo y expresar algunas de las preocupaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *