Salud

Cicatrizar heridas más rápidas y sin dolor

La curación y correcta cicatrización de heridas es un problema que alcanza a personas de todas las edades, no sólo por las marcas visibles que  puedan dejar, sino también por los efectos que provocan en el cuerpo. Los cuidados de la herida  que no sean los adecuados pueden hacer que el proceso de cicatrización se alargue y se complique innecesariamente.

Es importante tener en cuenta que el tiempo de cicatrización varía según la persona y el tipo de lesión. En el caso de las úlceras arteriales, venosas o diabéticas, que son muy difíciles de cicatrizar, uno de sus principales efectos es la falta de circulación que impide la correcta irrigación en la zona afectada y es necesaria para que el proceso de cicatrización se realice adecuadamente.

Durante el procedimiento el paciente ingresa a una cámara presurizada en la que se respira oxígeno al 100% que llega directamente a la sangre, aumentando la actividad bactericida de los glóbulos blancos y estimulando la formación de nuevos vasos sanguíneos, la síntesis de colágeno y la liberación de células madre. Todos estos efectos favorecen el proceso de cicatrización y reparación de las úlceras producidas por la insuficiencia venosa y circulatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *