Jardín y mascotas

¿Por qué elegirlos?

Hay de distintos colores y razas, pero lo único que los relaciona es el amor incondicional al ser humano.

Espacio: un inconveniente común para muchas personas que bien en departamento.

Entrenamiento: un perro cachorro requiere entrenamiento para que haga sus necesidades en el lugar indicado; al gato, solo le hace falta mostrarle su caja de arena.

Baños: un gato se baña a sí mismo.

Salidas: los perros no pueden quedarse solos mucho tiempo, necesitan siempre tener contacto con sus dueños. Los gatos son bastante independientes y con dejarlos suficiente agua y comida, podrás salir a disfrutar sin preocuparte mucho.

Cariños: a pesar de que uno de los mitos acerca de los gatos es que no establecen una relación directa de afecto con sus sueños, esa idea es francamente falsa. Son animales cariñosos y sienten gran conexión con sus compañeros de casa, la diferencia está en la manera de demostrarlo. Ellos son capaces de inolvidables momentos de ternura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *