Moda y belleza

Con el sol en la cabeza

En tiempos de pileta y playa para que tu pelo no se vea afectado, te pasamos consejos de cómo lavarlo, tratarlo y algunos tips de alimentación que lo refuerzan.

En el verano, las largas horas de exposición al sol hacen que muchas zonas del cuerpo puedan dañarse, a pesar de haber sido protegidas. Es esl caso del cabello. El sol, el cloro de las piscinas o la sal de las playas hacen que el pelo se deshidrate notablemente o tienda a quebrarse y romperse, perder agua y volverse más poroso. Los agentes externos hacen que el film hidrópidico se pierda y la cutícula capilar se daña.

Para recuperar la hidratación, la propia pigmentación y evitar la rotura o pérdida del cabello, durante el período estival se sugiere:

En cuanto a la aplicación de cada producto, el champú debe emplearse solo sobre el cuero cabelludo, mientras que la mascarilla de medio a puntas. Si el pelo está muy seco se puede aplicar la mascarilla por encima de la media melena: sin embargo, no se recomienda de utilizarla sobre el cuerpo, puesto que los agentes suavizantes evitan que la piel respire correctamente.

Al lavarse el pelo con productos cosméticos, es recomendable que el shampoo no contenga siliconas, para que éstas no originen ninguna película alrededor del cabello que impida la acción de la mascarilla sobre el mismo.

Esta sustancia se podrá aplicar cuando la cutícula capilar esté sana y queramos otorgarle más cuerpo y una textura más sedosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *