Cocina

Sopas frías

Son la mejor alternativa en cuanto las temperaturas empiezan a subir.

Una opción son el gaspacho de moras y remolacha. Los dos ingredientes tiene un ligero sabor dulce, se combinan muy bien con calmares. Además, por su nota frutal, es un plato ideal para los días de calor. También es muy refrescante la sopa de almendras y pepinos. Para prepararla hay que mezclar dos partes de almendras blancas y peladas con una parte de pepinos y medio litro de leche de almendras. Los pepinos deben estar pelados y sin semillas para evitar que la sopa quede muy acuosa. Luego, hay que colocar los pepinos y las almendras con medio diente de ajo en la licuadora hasta que se forme un puré.

Finalmente, se añaden la leche de almendras, sal y pimienta.

La sopa fría también es ideal como postre o tentempié dulce entre comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *