Jardín y mascotas

Ácaros en el gato

¿Últimamente has notado que tu gato comienza a rascarse mucho o que se lame entre los dedos de sus patas con mucha más frecuencia e incluso que dentro de sus orejas tiene un líquido negro? Probablemente, tu gato esté infectado de ácaros y debés actuar rápidamente para evitar que se sigan extendiendo por su cuerpo.

El césped es uno de los lugares donde el animal puede contagiarse de parásitos, si está en contacto regular con un espacio verde ml cuidado. Los ácaros se pegan a la paiel del gato para poder alimentarse con su sangre; se colocan en las zonas donde la piel es muy fina, como por ejemplo entre los dedos de los pies y las orejas. En ocasiones, también se encuentran en el interior de los muslos, así que si querés saber si tiene ácaros, esas son las zonas en las que debes buscar.

Eliminarlos en muy fácil, lo único que debés hacer es acudir a tu veterinario para que te mande un buen tratamiento. Para las zonas más complicadas de llegar deberás usar un spray para zonas sensibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *