Familia

“No habla porque es vago”

Al año, los niños normalmente comeinzan a utilizar palabras sueltas, siguen directivas simples y señalan a partes del cuerpo.

A los 2 años comienzan a unir palabras y, a los 3, deberían estar utilizando oraciones de tres palabras como mínimo

Las primeras expresiones pueden ser sencillas, pero lo que las produce es muy complejo. Cuando un niño no logra esos objetivos , pueden haber una multitud de razones, de hecho, se considera el retraso en el habla dentro de un contexto muy amplio que va desde lo cognitivo hasta la comunicación.

Sin embargo, es una teoría muy popular que los niños que no hablan son vagos o haraganes y los que hablan mucho son inteligentes. Ahora bien ¿podemos decir que esto siempre cierto? No, no lo es.

Los niños que hablan mucho son inteligentes en el área del lenguaje y habría que conocerlos para ver cómo se desenvuelven en algunas otras áreas como el juego, el espacio, la sociedad, la independencia, entre otras.

Los niños que no hablan, no lo hacen porque no pueden o porque no quieren. Esa es la perspectiva desde la cual comenzamos a conocer a esa personita que con pocas palabras o con ninguna, está inmersa en un medio hablante que demanda de en ellos más de lo que pueden dar:

Entre un niño que no habla y uno que habla mucho hay una extensa gama de posibilidades, ahí ubicamos a casi todos los niños. Lo importante es cómo y cuánto se comunica. Muchas veces se dice que el niño no habla, y en realidad, cuenta con un caudal muy escaso de palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *