Jardín y mascotas

Dejarlo a punto

Andá preparando el jardín y sorprendete después con plantas fuertes y hermosas flores coloridas.

El jardín comienza a despertar. Es momento de revisar la tierra y las plantas, de afilar las cuchillas de la cortadora de césped, preparar las tijeras de podar y acondicionar las regaderas.

Si tenemos plantas trepadoras, debemos controlar que estén correctamente atadas y guiadas y en el caso de las herbáceas, al estilo de llagas de Cristo o capuchina, conviene colocar estructuras de soporte antes que comiencen a crecer en alto para florecer. Se pueden utilizar estructuras metálicas, cañitas con taza o alambre dulce. Algunas, requerirán de tutores más vigorosos.

Es un buen momento para trabajar la tierra y aportar abono orgánico, como estiércol compost, mantillo, e inclusive se pueden usar las cenizas de la chimenea para fertilizar el jardín.

Controlar que los bulbos y rizomas continúen tapados. Si perdieron la tierra de arriba habrá que volver a recubrirlos con tierra, mantilo o truba.

Podar árboles y arbustos, excepto los que florecen a finales de invierno o principio de primavera. Esto se debe a que florecen sobre ramas que ya tienen un año.

Fertilizar las plantas que están listas para florecer, como las azaleas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *