Moda y belleza

¿Querés cambiar tu color?

Muchas mujeres hubieran queirdo ser rubias, también están las que siempre soñaron con ser pelirrojas…

Y allá van, a concretar el sueño de la mano de su coiffeur. Lo real es que al momento de hacer la elección del color; más allá del gusto y del deseo, conviene tener algunas premisas.

Castaño: es un color que funciona con todos los tonos de piel y ofrece una gran gama de tonos. Si la piel es clara con un matiz rosada se puede optar por un rubio oscuro beige con un suvae tono ceniza. Piel morena y mate, se recomienda apostar a los marrones y a los reflejos dorados o cobre. El negro no va en pieles muy oscuras, ya que endure los rasgos y no es una buena elección.

Rubio: en cabello oscuro, es difícil que el color quede natural, es preferible optar por reflejos con matiz cobre o un rubio oscuro mediano (sin llegar a tonos rubios muy claros). Estas opciones son totalmente estéticas este tipo de pelo. Las pieles más blancas no deberían optar por los tonos más claros; como las cenizas y los champagne. Si la piel es más bien mate y clara, se recomiendan tonos dorados.

Pelirrojo: en las pieles blancas quedan bien los tonos rojos cálidos. Si es morena, se recomienda optar por los caoba rojizos o los castaños con matices rojos intensos. Las de piel más oscura, puede intentar con rojizos ligeramente borgoña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *