Jardín y mascotas

Cactus, la tendencia

Aguantadores como pocos, la clave de su éxito la encontrarás en la descripción de su hábitat natural: calor, mucha luz, atmósfera seca, riego abundante muy de vez en cuando y un buen drenaje.

Propagación: semillas, a 21 y 27 grados, durante la germinación, al comenzar la primavera.

Plantas nuevas: retirá los brotes de la planta madre y colocalos en un lugar caliente, sobre tieraa húmeda. Cuando exuden savia, dejalos secar uno días, antes de plantarlos en una mezcla húmeda muy arenosa, a una profundidad aproximada de 1.5 cm.

Riego: de vez en cuadno, cuando aparezca seca la superficie de la tierra. Más seguido en primavera y verano, o en los períodos de floración y fromación de bortes.

Sustrato: a la mezcla de cultivo, añadí una tercera parte más de arena gruesa, carbón triturado, ladrillo roto o leca. Con esta mezcla no será preciso abonarlos durante el período de inactividad. En los meses de verano, agregar fertilizante a base de potasio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *