Jardín y mascotas

Gatos caprichosos

Cómo entrenar a tu mascota cuando no te hace caso.

donde-viven-los-gatos

Dormir con un gato transmite tranquilidad, sin embargo a no todos les gusta hacerlo, teniendo que enfrentarse a un problema territorial. Los gatos suelen tomar como propia la cama de sus dueños y no es sencillo quitarlos de allí. Por eso te contamos algunos trucos bastante útiles.

Uno de ellos consiste en que, cuando lo vemos en la cama o está por subir, tomarlo suavemente en brazos y llevarlo a un lugar más conveniente, por ejemplo, su propia cuna.

Otra froma de hacer que desista de su actitud es provocar algún sonido molesto, que no lo asusten pero que tampoco le permita tomar una siesta placentera; por ejemplo, agitar una lata con monedas, hacer sonar una campanita o poner música a un volumen muy alto. Algo muy importante a tener en cuenta es que este método resulta cuando el gato no se da cuenta quien lo ejecuta, ya que de lo contrario no cambiará de conducta, simplemente se subirá a la cama cuando no haya nadie.

Este adoctrinamiento tomará un buen tiempo, por eso es necesario apelar a la paciencia y buen juicio, pero al final nuestra querida y caprichosa mascota relacionará la cama por un lugar donde no podrá descansar y, de a poco, dejará de frecuentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *