Familia

Iguales y diferentes

Una revisión de lo que son las diferencias entre los géneros y hasta dónde limitan las elecciones de vida.

Más allá de las situaciones de igualdad de géneros, las ciencias en diversas disciplinas se han encargado de marcas diferencias en las características que determinan a uno u otro sexo. Así, fuera de situaciones de discriminación, reconocer esas condiciones naturales permite trabajar sobre los potenciales para un mejor desarrollo personal.

Se sabe hoy, merced a los estudios neurocientíficos del desarrollo neuronal de cada sexo, que las diferencias entre el cerebro del hombre y la mujer se inician en el desarrollo fetal, a las 8 semanas de gestación. Antes, las embriones que devendrán en masculinos o femeninos son prácticamente iguales. El afianzamiento de las características propias masculinas está determinado por un gen que es exclusivo del cromosoma y, que genera la transformación de las gónadas del embrión en testículos. Si este cromosoma no está presente, se desarrollan los ovarios, dando así origen a un feto que será femenino.

A partir de la semana 8, la acción de las hormonas sexuales causaría la diferencia de género en el cerebro, tanto en la morfología como en las funciones , por ello,hombres y mujeres nacen con circuitos que los caracterizan como tales.

Estas diferencias no tienen relación alguna con la inteligencia, sea en su cantidad, calidad, profundidad o existencia. Las particularidades se relación con la forma de percibir y procesar la información sensorial que ingresa en al cerebro a través de todos los estímulos disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *