Cocina

La verdad sobre el huevo

Algunos los demonizan creyendo que su consumo sube el colesterol hasta las nubes, otros, a la luz de nuevos saberes, lo ensalzan como una panacea y le dan rienda suelta al consumo de doce o más a la semana. Trataremos, entonces, de andar por un camino de comprensión razonable y prudente para optar por un rango adecuado para el consumo de huevos.

En primer lugar, como cualquier otro alimento, no es esencial y si, por algún motivo optamos por no comerlo, no pasará nada en tanto nuestra ecuación nutricional sea equilibrada. En ese sentido, los veganos prescinden de ellos y de otros alimentos de origen animal sin inconvenientes en tanto y cuánto se ocupen con seriedad de obtener todos los nutrientes de una saludable, fresca, integral y variada dieta de vegetales.

La  yema de huevo es alta en colesterol, un pooc menos de 300 mg, razón por la cual los especialistas la han venido desaconsejando en cantidades mayores a uno y hasta tres por semana.

En la actualidad, sin embargo, se viene observando que habría tantos riesgos y que incluso, en alguna medida y  dentro de ciertos límites, el huevo sería beneficioso.

Hay investigaciones que han mostrado que consumir más de 6 huevos no incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Un punto importante es que la buena salud no depende de un huevo más o menos sino de la calidad, la variedad y el equilibrio. La columna vertebral de una buena alimentación depende del consumo de alimentos frescos, vivos e integrales, focalizando en un eje que enfatice en una masa crítica de frutas, verduras y semillas y se complemente con cantidades más moderadas de cereales y legumbres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *