Familia

Mi novio es menor que yo ¿y qué?

Según una encuesta de Match el 32% de los entrevistados aseguró que “el amor no tiene edad”.

Cuando un hombre sale con una mujer más joven, a nadie parece hacerle ruido. Cuando ocurre a la inversa, nunca falta alguna mirada escéptica o un comentario inapropiado. Lo ideal es hacer caso omiso a los prejuicios propios y ajenos, vivir en libertad y construir el buen amor como a cada quien le siente mejor.

Hasta hace no demasiado tiempo, los amores entre mujeres mayores de 30 años o más y hombres muy jóvenes eran considerados por muchos como excentricidades de famosos en las revistas. La realidad es que siempre hubo y cada vez hay más parejas con estas características y muchas de ellas funcionan de manera más armónicas que aquellas en las que las edades se equiparan.

No es casual que haya tantas uniones “desparejas” que funcionan en plenitud. Los hombres gustan de las mujeres que gustan de sí mismas, que están seguras de quiénes son y de hacia dónde van. Muchas veces esas características se encuentran en las mujeres que están en la plenitud de la aceptación de sí mismas.

Para quellos que deciden encarar la construcción de un vínculo en el que la diferencia de edad es marcada es bueno tener en cuenta que: nadie va a vivir la vida por uno. Es bueno soslayar la mirada ajena.

Si bien es saludable estar abieto a las opiniones de quienes nos quieren bien, no hay por qué hacerse cargo ni seguir el camino que familares y amigos creen mejor para nuestra vida.

Las descalificaciones suelen venir de la mano de los temores y prejuicios ajenos. Los comentarios tendientes a desmerecer la relación no son otra cosa que la proyección de los prejuicios o historia de otras personas sobre la misma. No hay que tomar a las habladurías com algo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *