Jardín y mascotas

En idioma de perro

Si conocemos los códigos de comunicación de nuestra mascota, podremos tener con ella un vínculo más fuerte.

Existen señales visuales, acústicas y olfativas que el perro utiliza para relacionarse con su congéneres y son las mismas que le servirán en su esfuerzo por comunicarse con los humanos. Es importante que aprendamos a interpretarlas porque una vez comprendida la idiosincrasia caninam educarlos será una tarea mucho más sencilla. Su impronta genética y la socialización temprana jugarán un papel importantísimo en lograr la armonía con su entonro.

Los perros poseen un abanico de gesos y el lenguaje corporal es sumamente importante para ellos. Los humanos, en cambio, hemos perdido parte de esta habilidad al desarrollar el lenguaje oral. En nosotros, el habla ha sustituido otras valiosas formas de expresión, fundamental en la especie canina.

Como nosotros, los perros tienen músculos faciales capaces de dar diferenes expresiones a la cara. Los labios pueden enrrollarse hacia adentro, las orejas son extremadamente móviles, incluso algunos perros pueden levantar las cejas cuando están muy sorprendidos. La mirada, la posición de los ojos, los movimientos de la cola, los distintos gestos se combinan estableciendo un complejo mosaico que deberíamos tratar de decodificiar.

Los ojos muy abiertos trasmiten temor, la mirada fija puede significar desafío: una postura característica en los perros dominantes. Si el cuelga la lengua, es que está relajado; las orejas hacia atrás denotan temor o una sospecha. Si, en cambio, permanecen erectas, es que está laerta ante lo que le rodea. Por cierto, si muestra los dientes, no necesariamente está demostrando agresividad.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *