Salud

El poder del masaje ayurveda

Todos sabemos que nada es más placentero que un masaje, pero las técnicas orientales suman salud,baja el estrés y hasta mejoran las funciones orgánicas para concebir.

En medicina, diversos estudios han demostrado el vínculo íntimo entre el cuerpo y la mente. Hace años se sabe que existen emociones que ponen en movimiento sustancias químicas desencadenantes de reacciones orgánicas. En este sentido, el vínculo que se establece entre ambos posee una influencia directa sobre la salud.

Síntomas físicos, como la tensión muscular, contracturas, dolores de cabeza o fatiga constantes, indican a menudo qué sucede en nuestra mente. Los músculos se contraen y se tensan como respuesta al enojo y la ansiedad, a los miedos, las angustias ( y otras tantas emociones) y logran aflojarse cuando aceptamos lo que está sucediendo, dejando que la vida fluya sin tanta resistencia. El cuerpo físico encierra toda una vida de experiencias y emociones.

La bioenergética es una terapia basada en la medicina ayurveda que trabaja con la energía de la biología humana y tiene como principal objetivo tratar no sólo los síntomas el cuerpo sino la raíz que provoca otra enfermedad, dolor o afección, ya sea física, emocional o mental.

¿Por qué masajes?

Los masajes energéticos orientales tienen un papel muy importante en el cuidado y prevención de la salud, pues direccionan y eliminan las toximas del organismo, dan fuerza al cuerpo, elasticidad a la piel, mejoran el metabolismo y el sueño, además: rejuvenecen, disminuye el estrés y tranquilizan.

Al tocar a piel, las manos trabajan sobre las terminales nerviosas, lo que produce una relajacion importante y movilizan “la farmacia interna” que poseemos. No solo se estimulan músculos, tejidos, huesos y tendones, sino que mueven las energías más sutiles del cuerpo, donde comienza toda enfermedad.

El  restablecimiento de la circulación sanguínea beneficia a los órganos: aumentan la mejor absorción de nutrientes y fortalece los componentes vitales del cuerpo, restablece el equilibrio físico- emocional y ayuda a la sangre a retirar los desechos de combustión, toxinas y grasas nocivas acumuladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *