Salud

10 estrategias de relajación exprés

Frená tu enojo, controlá tu sistema nervioso alterado, pensá en frío y vas a poder vivir con más salud, plenitud y satisfacción.

Vivimos en un mundo en el que estat al borde de un ataque de nervios es la contstante y no la excepción.

Olvidá eso de “no me puedo relajar, no tengo tiempo para ahacerlo”. Y recordá siempre recordá recordar tus virtudes y exitos porque ¡todos los tenemos!

Acá vas a encontrar técnicas breves, fáciles, aptas para hacer en el escritorio de la oficina, tu cocina o en la puerta del colegio de tus hijos.

  1. Respiración: contá las inhalaciones y las exhalaciones de forma pausada, centrando tu atención sólo en esa acción. Podés relajarte sin necesidad de levantarte del escritorio o mientras estás cocinando. Ejemplo de técnica de respiración: poné una mano debajo del ombligo, de manera que puedas sentir el movimiento mientras respirás. Inspirá, hace una pausa, contá hasta tres y seguí repitiendolo hasta un minuto.
  2. Dormí una siesta de no más de media hora.
  3. Automasaje: con los pulgares, hacé pequeños círculos alrededor de la base del cráneo. Seguí con el resto del cuero cabelludo con los dedos. Pasá a la cara, siempre con pequeños círculos con los pulgares, deteniéndote en las sienes, frente y músculos de la mandíbula.
  4. Poné aromas: la menta, el eucalipto, la mandarina aportan vigor. La canela o la vainilla tranmisten sensación de calma. La lavada es muy relajante.
  5. Escuchá música tranquila aunque sea durante 10 minutos.
  6. Cuando te sientas muy estresado o nervioso, buscá hacer una acción repetitiva. Puede ser caminar, barrer, yoga, tai-chi. Cualquier ejercicio lento.
  7. Relajá la peor zona de tensión: los hombros. Dejá caer los brazoz a a mbos lados del cuerpo pesadamente. Ahora, inspirá y expira despacio. Cada vez que expires, tratá de relajar la zona un poco más.
  8. Imagina una pared blanca. Buscá un lugar donde estés cómodo y sepas que no te van a moñestar. Cerrá los ojso y visualizá una pared blanca frente a vos, recreá ese color e imaginá la pared con todos sus detalles e imprefeciones.
  9. Agregá avena a tu desayuno porque tiene propiedades relajantes.
  10. Sonreí. Este gesto que puede parecer intrascendente transmite al cerebro un mensaje somilar a “todo va bien”. Solo la mueca puede ayudarte a cambiar el estado de ánimo.

2 pensamientos en “10 estrategias de relajación exprés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *