Jardín y mascotas

Perros: fieles cuidadores de la panza de su ama

Según diversas investigaciones, las mujeres que tienen perros atraviesan un embarazo más saludable.

Los perros ayudan a las mujeres embarazadas a alcanzar los niveles diarios de ejercicio sugerido por los especialistas médicos, así lo determinan estudios científicos realizados en la Universidad de Liverpool, Inglaterra y el Centro Waltham para la nutrición de mascotas, en Inglaterra, sobre 12 mil mujeres embarazadas. Se demostró que aquellas que tenían perros poseían un 50% más de posibilidades de alcanzar la cantidad de ejercicios recomendada (30 minutos diarios), que las que no contaban con un animal.
La razón es muy simple: muchas de estas mujeres sacan a pasear a sus mascotas diariamente, para que jueguen o hagan sus necesidades. Las embarazadas que participaron en el sondeo hicieron de dos a seis horas (o más) de caminata con sus mascotas a la semana.
En dicho estudio, también se comprobó que las que tenían perros de razas más grandes hacían actividad física más intensa que las que poseen uno de raza pequeña.
Mantenerse activas durante el embarazo es una medida importante para combatir el aumento de peso (con sus consecuencias). Junto con una dieta saludable, sacar a pasear a nuestra mascota podría formar parte de una estrategia eficiente para el control del aumento de peso y mantenerse saludable durante el embarazo.
Actualmente se analiza la manera de incluir esta práctica como una estrategia de salud y, además, qué tipo de perros serían los más recomendables.
Existe una creciente inquietud alrededor de los riesgos que conlleva para la salud el aumento de peso excesivo durante el embarazo. Está comprobado que puede llevar a crecientes complicaciones y hasta ser una de las razones de la obesidad infantil, pero por otro lado, resultar difícil alcanzar los objetivos buscados en el ejercicio físico. Sin embargo, existe cada vez más evidencia de que realizarlo junto a una
mascota puede llevar a una mayor motivación y eficiencia, además de resultar divertido y un ejercicio de bajo riesgo con beneficios tanto
para la madre como para el bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *