Jardín y mascotas

Apego, un vínculo contra el estrés

Estrechar vínculos con las mascotas es fundamental para conectarse con las emociones y mejorar las condiciones de vida.

“En un mundo donde más del 66 % de la población vive en áreas urbanas es fundamental  que las personas continúen estrechando vínculos, para conectarse con sus emociones y mejorar sus condiciones de vida, generando con las mascotas grandes lazos afectivos”, comenta la doctora Elsa Wolfberg, directora académica del Programa de Formación en Teoría del Apego. La especialista señala que el eje principal de su teoría es desarrollar las funciones del apego –protección, supervivencia y regulación emocional– y su importancia, tanto para las personas, como para las mascotas.
El apego es “silente” y se activa en casos de riesgo –como el dolor, la separación, el hambre, el frío o el miedo– para buscar protección. El apego es una noción relacional que sirve para regular estados emocionales, sentir emociones positivas y moderar las negativas, es un sistema motivacional humano, afirma Wolfberg.
En este sentido, los gatos y los perros desarrollan vínculos de empatía con sus dueños, compartiendo estados emocionales que conforman una relación de apego, al tener continuidad y permanencia afectiva en el tiempo.Los perros comparten el modo de procesar emociones de los humanos y necesitan jugar para disminuir su estrés.
Por otro lado, ser dueño de una mascota reduce la respuesta hipertensiva al estrés, al igual que el contacto físico a través de las caricias reduce las hormonas del estrés.
En las grandes ciudades proliferan los casos de aislamiento e individualismo. En ese contexto, las mascotas promueven lazos e interacciones que evitan la soledad, haciéndonos explorar el mundo a través del juego y posibilitando experiencias diferentes, que nos ayudan a adquirir valores de responsabilidad y respeto”, comenta la doctora y agrega que las personas, al contactarse con las mascotas a través de la caricia,  experimentan una sensación de confort, cuidado y tranquilidad, que previene cuadros de estrés y mejora su salud.
En este sentido, a través de una investigación realizada en Australia en 2008, sobre más de 5 mil personas, se comprobó que las que tenían mascotas tenían un menor riesgo de padecer en enfermedades cardiovasculares.
La especialista destaca que es importante centrarse en los cuidados a nivel afectivo que requieren gatos y perros. Es necesario que los animales reciban un trato sensible y responsable, ya que esto determinará su conducta.

Un pensamiento en “Apego, un vínculo contra el estrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *