Hogar

Cómo ponerle límites al “homeoffice”

Lo que para muchos es la “situación laboral ideal”, a los que lo practican muchas veces se les va de las manos y terminan trabajando el día entero. Cómo organizar el tiempo de manera eficiente.

Homeoffice.

Trabajar en casa suena glorioso, pero en realidad no es tan fantástico como parece. Y es que al trabajar en casa uno está en permanente contacto con las tareas pendientes y, en los hechos, podría estar trabajando todo el tiempo. ¿Cómo ponerle un límite al día laboral cuando el escritorio está en casa?

Fundamental: tener horarios fijos. Aunque usted crea que la mejor parte del trabajo en casa está en tener horarios flexibles y poder trabajar cuando a usted más le convenga, a mediano plazo eso resulta contraproducente. Lo ideal es tener un horario diario y respetarlo.

Lugar fijo de trabajo. Las personas que recién comienzan a trabajar desde casa suelen cometer el error de ir cambiando de lugar. A veces se sientan en la mesa de la cocina, luego en el sofá y más tarde en la sala de estar. El problema es que eso lleva a que no existan espacios diferenciados para trabajar y para descansar, y eso deriva en una mezcla que no permite desconectar. Si usted no tiene la posibilidad de reservar toda una habitación para las cuestiones laborales, resérvese al menos una mesa especialmente dedicada a eso.

Tomarse tiempo. Al comienzo muchos tienen la sensación de que el tiempo vuela. Lo ideal es apuntar durante toda una semana cuánto tiempo le llevó hacer qué cosa. De ese modo podrá evaluar formas para organizarse y hacer un uso del tiempo más eficiente.

FUENTE: dpa

31 de octubre de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *