Salud

El entrenamiento autógeno, una técnica para combatir el estrés

Es similar a la relajación, y sirve también para los dolores de cabeza y los problemas de sueño. Se recomienda practicarla, como mínimo, tres veces por semana.

Quien busque combatir el estrés con un entrenamiento autógeno, una técnica parecida a la meditación basada en la concentración en sensaciones físicas, hará bien en practicarla a diario. El mínimo deberían ser tres veces por semana durante 15 a 20 minutos.

Este tipo de entrenamiento también puede ser útil en casos de problemas de sueño o dolor de cabeza. Para los principiantes, lo ideal es aprender primero la técnica en un curso, lo que facilitará su práctica posterior.

El entrenamiento autógeno se lleva a cabo recostado o sentado y consiste en distintos ejercicios. Hay un ejercicio de “descanso” que sirve para enfocarse mentalmente en el entrenamiento; un ejercicio de “peso” que sirve para relajarse haciendo que el cuerpo se sienta más pesado mediante la autosugestión; y otros ejercicios que tienen que ver con la respiración y que ayudan a una inhalación-exhalación regular y más lenta.

FUENTE: dpa

22 de septiembre de 2016

Un pensamiento en “El entrenamiento autógeno, una técnica para combatir el estrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *