Salud

Tango… que le hacés bien a la mente

Adultos mayores con Alzheimer y Parkinson ya encuentran en la tangoterapia un alivio a sus complicaciones. Pero ahora se sabe más: bailar al compás del 2X4 mejora la salud cerebral y cardíaca, equilibra emociones y estimula la actividad mental.

Tango

Fuente inagotable de beneficios, el bailar supone, a nivel físico, un excelente ejercicio cardiovascular que aumenta la capacidad pulmonar, la flexibilidad, la resistencia, da firmeza a los músculos, ayuda y educa la postura y trabaja el equilibrio. Pero, quizá lo más importante, es que genera la posibilidad de desarrollar muchas otras capacidades que repercutirán en el bienestar emocional a futuro.

Bailar favorece el desarrollo de facultades cognitivas como la observación, el análisis, la asociación, la disociación, la coordinación, la previsión, la síntesis, la conceptualización, la memorización, la concentración e incrementa ciertos factores afectivos que despiertan la confianza del sujeto, suscitando su inventiva y creatividad. “Bailemos, bailemos, si no estaremos perdidos”, les decía a sus alumnos la gran coreógrafa alemana Pina Bausch y, probablemente, mucho de la potencia de esa frase se encuentra en el centro de las investigaciones que en los últimos años se vienen realizando acerca de la importancia de la música y la danza en la mejoría de ciertas enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer.

Tangoterapia

Ellos se reúnen en un amplio e iluminado salón. Apenas llegan, se sientan y casi no hablan entre ellos. Hay miradas perdidas, silencio y caras desconcertadas, pero todo se transforma cuando suena un tango. Se paran, quieren bailar y se conectan con su cuerpo. Son un grupo de adultos mayores con Alzheimer y otros tipos de demencia que encontraron en esta disciplina un espacio de contención y alegría.

Quienes participan de esta experiencia son pacientes que asisten al centro de día de la Clínica de Memoria, en Rosario, Santa Fe. Allí, como en el Centro Ineco, en Buenos Aires, donde hace pocos meses también incluyeron la tangoterapia como una actividad del Departamento de Terapias basadas en las Artes, ya están viendo los resultados positivos en los pacientes. El neurólogo Gerardo Tiezzi, director médico del centro de Rosario, asegura que “se han reducido los síntomas de inquietud e irritabilidad”, entre otras ventajas.

Leé la nota completa en Mía de esta semana. ¡Suscribite!

29 de octubre de 2015

Los comentarios están cerrados.