Salud

Cerveza y salud

Distintos estudios científicos aseguran que esta relación es positiva, siempre vinculada al consumo responsable. Las 10 razones que invitan a consumirla.

Estudios científicos permiten afirmar que la cerveza y la salud están vinculadas, pero ya no de manera negativa como se solía creer, sino determinando razones contundentes para un cambio de paradigma.

Desde el punto de vista médico y nutricional, se sugieren 10 razones que hacen que la cerveza pueda relacionarse positivamente con la salud. Ellas son:

1. Rica en vitaminas: la cerveza contiene vitaminas del grupo B que provienen de su levadura. Las mismas ayudan en la reparación celular y a la prevención del cáncer de colon.

2. Ayuda a la densidad mineral ósea: la cerveza puede reforzar la resistencia de los huesos. Investigadores de la Universidad de Tufts hallaron una relación favorable entre la cerveza y la densidad ósea de la cadera.Todo ello relacionado con el consumo moderado, ya que un alto consumo es contraproducente.

3. Alta en fibras: las fibras aportan sensación de saciedad, favoreciendo al control del peso corporal.

4. Consumo responsable: actualmente es más fácil y conveniente pedir botellas o latas envasadas que contienen las porciones moderadas que facilitan el control.

5. Reduce el estrés: la cerveza puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad y, consecuentemente, las enfermedades cardiovasculares. Acorde a datos provenientes de la Clínica Mayo, estos beneficios se relacionan con el consumo moderado, es decir hasta 330 ml/día en la mujer y 660 ml/día en hombres activos.

6. Reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2: múltiples estudios revelan que los bebedores moderados de cerveza tienen un 30% menos de riesgo de sufrir diabetes tipo 2. De acuerdo con los investigadores, este efecto se debe a que pequeñas cantidades de alcohol ayudan al cuerpo a utilizar mejor la insulina, como respuesta a que el cuerpo no puede producirla para regular el nivel de azúcar en sangre y convertir esta sustancia en fuente de energía, como sucede en la diabetes mellitus tipo 2.

7. Tiene propiedades antibacterianas: las propiedades antibacterianas del lúpulo, ingrediente con el que se elabora la cerveza, ayuda a combatir infecciones.

8. Es buena para el deporte: a nivel del deporte, son varios los beneficios, pero se destacan la hidratación y la prevención del agotamiento muscular.

9. Es alta en sílice: acorde a un estudio de la Universidad de Alcalá de España dos raciones responsables de cerveza al día ayudan a prevenir el Alzheimer. Este estudio sostiene que un alto consumo de silicio limita el depósito de aluminio en el cerebro, responsable, en parte, del daño que ocurre en el Alzheimer.

10. Tiene un aporte social: ya fue establecido que la salud social es parte integrante del completo estado de bienestar general, asociado al término salud. La cerveza puede ser complemento de reuniones de amigos, sociales y familiares.

No hay dudas que, dados todos estos nuevos conocimientos, la perspectiva mundial sobre la cerveza y la salud se ha modificado aunque debe recalcarse, siempre, que los beneficios están vinculados al consumo responsable.

Nota aparecida en Mía de esta semana. Para suscribirse, haga click acá.

15 de octubre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *