Jardín y mascotas

Con vida propia

Cuando nos vamos de viaje, el mantenimiento de los peces y su hábitat suele ser un problema. Consejos, cuidados y soluciones para que el acuario funcione solo.

Las actividades diarias nos exigen pasar muchas horas fuera de casa; pero aún así, nuestro acuario puede funcionar de forma independiente durante 2 o 3 semanas. Para ello, debemos proveernos de elementos necesarios: un comedero automático que alimente a los peces y un temporizador que controle el encendido y apagado de la luz. En cuanto al cambio de agua, si estarás fuera unas semanas, conviene realizar uno mayor, un par de días antes de salir de casa.

¿Cuales son los cuidados diarios que requiere?

– Encendido y apagado de las luces: la luz del acuario debe estar funcionando de 10 a 12 horas diarias y, en la medida de lo posible, hay que encender y apagar la luz en el mismo horario, de forma rutinaria. Para facilitar esta tarea es recomendable usar un temporizador.

– Revisar la temperatura: actualmente, con los termocalefactores existentes en el mercado, mantener la temperatura en el rango ideal es una labor muy sencilla, ya que únicamente hay que revisarla una vez al día para verificarlo.

Filtrado: es preciso revisar y comprobar si los filtros o la bomba de aire funcionan correctamente, puesto que un mal funcionamiento de los mismos puede acarrear problemas tanto a los peces como al agua del acuario en el momento de oxigenar constantemente las bacterias nitrificantes.

Alimentación: a los peces hay que alimentarlos dos o tres veces al día y en una pequeña cantidad cada vez con repetición: así se acostumbra a los peces a comer en un breve período de tiempo y evitamos que la comida caiga al fondo. Además del alimento seco que se vende en tiendas, podemos darles alimento vivo como, por ejemplo, artemia salina o daphnias. En el primero de los casos conviene realizarlo para alimentar a las crías de peces y en el segundo, para estimular al resto.

Leé la nota completa en Mía de esta semana. ¡Suscribite!

24 de septiembre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *