Salud

Primer informe sobre la salud materno infantil de la Provincia

El presidente de la obra social bonaerense, Antonio La Scaleia, presentó los índices obtenidos a través del Sistema Informático Perinatal y su programa MAMI, programa creado por la OPS/OMS para garantizar el control y acompañamiento de los embarazos.

La apertura de la jornada estuvo a cargo del presidente del Instituto, Antonio La Scaleia (en el centro), quien estuvo acompañado por Pier Paolo Baladelli, Andrea García, Juan de Jesús y Marcelo Carignani. FOTO: Prensa IOMA.

“Cuando uno entiende a las políticas públicas como un bien común, de todos, el compromiso excede a la capacidad institucional que representa. Uno lo que pretende es buscar esos mejores escenarios para que a través de nuestra institución podamos generar los mejores cambios”, aseveró el presidente de la obra social de los bonaerenses, Antonio La Scaleia, al presentar el Primer Informe de Relevamiento Epidemiológico SIP-IOMA, que permite –entre otras cosas- acceder a información calificada sobre el proceso completo de atención del embarazo, parto, puerperio, la atención y egreso del recién nacido y también de la madre.

La Scaleia señaló: “Esta mirada nacional nos posibilitó una política pública en términos de institución: la herramienta que pusimos en marcha puede verla nuestro ministro de salud provincial, el ministro de salud de la Nación e inclusive un observador tan importante como la OMS”.

En el encuentro, que se realizó el martes 10 de marzo en el salón auditorio de la sede central, el máximo referente de IOMA estuvo acompañado por Pier Paolo Baladelli, representante de la Organización Panamericana de la Salud; la diputada nacional Andrea García (presidenta de la comisión de Salud Pública); el diputado provincial Juan de Jesús (presidente de la comisión de Salud Pública); y el senador provincial Marcelo Carignani (presidente de la comisión de Salud Pública).

Este reordenamiento prestacional permitió articular lo estatal y lo público –enfatizó La Scaleia-, ya que las clínicas están obligadas a volcar sus datos a este sistema, lo que implica un gran compromiso y desafío que como argentinos, como provincia y como institución nos hemos trazado a partir de 2012 cuando comenzamos a construir estas bases”.

En términos sanitarios, de calidad de datos y resultados, el presidente de IOMA explicó que este relevamiento permitió establecer indicadores que permiten analizar y tomar decisiones. “El diagnóstico de situación del estado materno infantil comenzó a tomar otra posición para nosotros. Contratábamos con las clínicas una prestación, discutíamos los valores y los módulos. Pero desconocíamos lo que pasaba con la prestación brindada, la calidad de respuesta, en qué condiciones nacían esos bebés. Esto nos posibilitó tener un perfil de nuestros prestadores, conocer los factores de riesgo en el cuidado infantil y neonatal. Estos dos puntos son críticos en la mortalidad infantil y neonatal”, subrayó La Scaleia.

También recordó que a partir de alianza con los planes SUMAR y NACER, IOMA comenzó a revisar sus estructuras y programas: “Descubrimos algunos detalles que no habíamos tenido presentes. Por ejemplo, el tercer control de HIV, o el agregado de hierro, entre otros, en las chequeras del Plan MAMI”.

En ese sentido, La Scaleia expresó: “Ya no estamos solo preocupados por módulos y coberturas. Nuestra responsabilidad institucional excede una discusión arancelaria. Nos estamos metiendo en las políticas públicas. Es la manera que el Estado tiene para proteger a la población”.

En sintonía, el representante de la OPS y OMS en la Argentina, Pier Paolo Baladelli, agradeció en particular al titular del IOMA por su “apasionado compromiso y por la posibilidad de celebrar la implementación de un instrumento como el SIP-Gestión que permite poder entender cómo los resultados que se obtienen en este campo de la perinatología están mejorando o desmejorando y así poder tomar decisiones de tipo técnico y también de políticas públicas”.

Baladelli expresó que la cultura organizacional que IOMA ha ido transformando en los últimos cuatro años con el manejo del SIP-Gestión permitirá seguir perfeccionando este instrumento que se ha generado con el compromiso de los ministerios de Nación y los provinciales, junto al apoyo del CLAP: “Es un logro impresionante, que nos permite tomar esta experiencia argentina como modelo. Yo lo considero un instrumento de exportación. Es un instrumento maduro y se puede compartir con otros países”.

Por su parte, la diputada nacional Andrea García celebró la posibilidad de este encuentro. “Los que formamos parte –Nación, Provincia, sector público, privado- en un punto de comunión pensamos en la salud de nuestros vecinos, los bonaerenses, los argentinos”, sostuvo.

“Celebramos el compromiso del presidente de IOMA que trabaja no sólo para la provincia sino para toda la patria. Que IOMA se haya sumado al SIP debería ser una norma nacional –resaltó García- para todas las obras sociales. Todos deberíamos conocer la situación de los hijos de los trabajadores. Porque la información no es el dato, es la vida misma de los argentinos. Con esa información podemos trabajar desde el Estado por su felicidad. Sé que hay muchos obstáculos. Venimos a traer nuestro compromiso y a seguir trabajando por el derecho del niño por nacer y por los que deciden vivir en nuestra querida Patria”.

Por su parte, el senador bonaerense Marcelo Carignani puntualizó que con este relevamiento “IOMA marca una huella para que el resto del país pueda tener un sistema como este”. En tanto, el diputado provincial Juan de Jesús puso de relieve que la Cámara Baja bonaerense declaró a este encuentro de interés legislativo, detallando que “el SIP es un punto importantísimo porque viene a actuar en un momento decisivo”.

IOMA fue la primera obra social del país en integrarse al Sistema Informático Perinatal (SIP), un programa creado por el Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP), dependiente de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En base a los datos relevados a través del programa MAMI, de IOMA, se sabe que cada 1.000 nacimientos la tasa de mortalidad neonatal fue de 4.8; la posneonatal, de 1.6; la infantil, de 6.4, y la materna fue de 0.

De los indicadores del SIP también se desprende que entre las afiliadas a IOMA, el 10% de las embarazadas fueron adolescentes y el 18,6% mayores de 35 años, mientras que el 40,7% nunca tuvieron un hijo (nuliparas). La tasa de cesáreas, en tanto, fue de 65,6%; el 7,8% de los bebés tuvieron bajo peso al nacer y el 9% fueron prematuros.

En la jornada también disertaron Ana Speranza, directora Nacional de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación (DIME); Flavia Ranieri, directora de Maternidad, Infancia y Adolescencia del Ministerio de Salud bonaerense; Ariel Karolinski, consultor de la Organización Panamericana de la Salud /OMS; Suzanne Serruya, directora del Centro Latinoamericano de Perinatología OPS/OMS; y Claudia Chirino, coordinadora de la Unidad de Prevención y Promoción de la Salud de IOMA, junto a miembros de su equipo.

Ana Speranza destacó “el apoyo que de Antonio La Scaleia como presidente del IOMA y de la Cosspra, porque es muy significativo que la labor de la principal obra social provincial del país replique en el resto de las provincias argentinas”. Desde el CLAP, Susanne Serruya consignó: “Para nosotros es un honor que una de las herramientas, que es una marca registrada del Centro, se utilice para hacer un análisis epidemiológico. Es un honor que IOMA lo tome y lo pueda usar con resultados tan importantes”. Y destacó: “Es la primera vez que dentro de un país, una provincia, en este caso el IOMA, lo toma y amplifica. Es una buena práctica que todos los países deberían imitar”.

17 de marzo de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *