Moda y belleza

Claves para elegir una monoprenda

Los “monos” son un must este verano. Pero debemos saber usar aquellos que mejor nos sienten. Tips para escoger el correcto.

Monoprendas, el must de esta temporada.

Sin dudas, son una de las prendas must de la temporada porque son livianas, nos permiten estar arregladas y nos simplifican las elecciones por no tener que pensar en combinaciones. Además, si modificamos los accesorios que la complementan, se logran outfits adecuados para más de una ocasión.

Pero, ¿cuáles son las claves para elegir la monoprenda más sentadora? Tenemos que considerar todos los detalles del modelo:

Escote

Está ligado no sólo al tipo de busto sino también al tipo de cuerpo. Si tenemos busto mediano y queremos usar un strapless, pero nuestra morfología se caracteriza por tener los hombros más anchos que las caderas, ésta no será la opción más aconsejable.

Breteles

El ancho de los breteles está ligado a la contextura. Una mujer menuda se verá mejor con breteles finos y viceversa. Si elegimos una monoprenda adecuada en cuanto a escote, detalles, estampas pero con breteles excesivamente anchos o finos para nuestras características, esto actúa en detrimento de la imagen que proyectamos.

Lo mismo ocurre con las tiras en la espalda, si tenemos algún modelo que tenga esta característica.

Detalles

Todo detalle llama la atención a la parte del cuerpo en que se encuentra, por lo que debemos optar por una monoprenda que lleve las miradas hacia zonas que busquemos destacar y no hacia aquellas que nos puedan generar incomodidad.

Los detalles pueden ser transparencias, calados, brillos, bordados, moños, cintos, apliques, etcétera.

Estampados

El tamaño del estampado está ligado a la estatura de la mujer que lo lleve (¡con tacos incluidos!). Un estampado muy grande en una mujer que no supera 1,60 mts hará que se destaque demasiado el diseño y que la persona quede en segundo plano, que es lo opuesto de lo que buscamos. Las prendas, los colores y los accesorios son herramientas para destacarnos, en base al contexto y a las características de cada mujer.

Si la monoprenda tiene una parte estampada y la otra lisa, se recomienda que el estampado esté en una zona que deseemos destacar.

Mezcla de colores

Si la monoprenda no tiene el mismo tono en su totalidad, la parte más clara se verá más grande, en comparación con el resto del cuerpo que está cubierto por el color más oscuro. Podemos usar esta herramienta en base a nuestras características. Por ejemplo, si somos más estrechas de hombros que de cadera, será una buena opción que el color más claro esté en la parte superior de la prenda.

Pantalones

En caso de optar por una monoprenda larga, el corte de los pantalones es otro factor a considerar. Los pantalones anchos y amplios tienden a hacer que la persona se vea con menor estatura, mientras que un corte recto estiliza las piernas. Los pantalones más ajustados son ideales para quienes deseen destacar esta parte del cuerpo, por ejemplo, como recurso para balancear la zona de la cadera con la de los hombros en caso de tener naturalmente hombros más anchos.

Además, es fundamental respetar el estilo propio porque la imagen es la narración de nuestra identidad y debe reflejar nuestros gustos.

Los accesorios son clave para las monoprendas, porque pueden armar o arruinar el look, así que siempre debemos elegirlos para que guarden coherencia con la vestimenta y sin perder de vista el ámbito en que estemos, el contexto, el momento del día y, desde ya, nuestro estilo.

ASESORÓ: Laura Malpeli de Jordaan, Asesora de imagen (www.styletto.com.ar)

11 de diciembre de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *