Moda y belleza

La celulitis, el fantasma de 10 millones de argentinas

Especialistas calculan que esa es la cantidad de mujeres afectadas en el país. Qué la causa.

piernas perfectas

Especialistas calculan que la celulitis afecta a unos 10 millones de argentinas. Se trata de una de las mayores preocupaciones estéticas para las mujeres jóvenes, siendo su resultado visible la adiposidad localizada, que se deposita en cavidades bajo la piel.

Se presenta generalmente alrededor de las caderas, los muslos y los glúteos, causando suerte de “piel de naranja”. Cuando las fibras de colágeno, que conectan la adiposidad localizada con la piel, se estiran o se rompen, se profundiza el efecto ondulado de la celulitis.

Existen distintos métodos para mejorar el aspecto de las zonas corporales afectadas. Entre ellos se encuentran una dieta saludable, tomar mucha agua y hacer ejercicio regularmente. En tanto, el mercado nacional dispone de tecnología de punta para tratarla. Entre las novedades se encuentra el sistema Smoothshapes XV que, de acuerdo a la Dra. Mariela Jaén, médica especializada en dermatología y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), “mejora notablemente la celulitis con un tratamiento de corto plazo y aprobado por los organismos internacionales de salud, que ofrece resultados en en las zonas de muslos, pantalón de montar, glúteos, abdomen y flancos mostrando mejoras visibles incluso en aquellos pacientes con celulitis compacta”.

Por su parte, la Dra. Irene Bermejo, médica dermatóloga y también miembro de la SAD, agrega: “Este sistema está diseñado para tratar en forma efectiva las manifestaciones físicas de la celulitis y sus causas subyacentes en forma rápida, indolora y no invasiva. El tratamiento no requiere tiempo de reposo o inactividad y la sensación durante su aplicación es como la de un masaje profundo”.

30 de septiembre de 2014

 

 

 

Un pensamiento en “La celulitis, el fantasma de 10 millones de argentinas

  1. La celulitis es lo mas “normal” del mundo, mas de lo que se cree, y que se esconde bajo maquillaje, efectos y photoshop. Hay que aceptarse a uno mismo, dejar de querer copiar un esteriotipo de belleza antinatural de muñeca, y disfrutar la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *