Familia

Las reglas del sueño seguro

Un especialista explica cuáles son las medidas para prevenir el síndrome de la muerte súbita del lactante.

La hora de dormir al bebé suele despertar muchos miedos relacionados con el síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL). Este síndrome se define como la muerte repentina e inesperada de un lactante o niño en la primera infancia, aparentemente sano, en la que los estudios no demuestran una causa precisa de la defunción. La mayoría de los casos se produce mientras el bebé duerme, de allí la ansiedad que este momento de descanso puede generar. Si bien no existen formas de predecir quiénes podrían llegar a sufrir este síndrome, sí existen medidas de prevención que son primordiales observar para reducir riesgos:

– No colocar al bebé boca abajo: todos los bebés deben dormir boca arriba. Los bebés que duermen boca arriba tienen entre 3 y 12 veces menos riesgo de fallecer a causa del SMSL. Esta medida ha demostrado bajar la incidencia hasta en un 50%.

– Se debe evitar colocar en el interior de la cuna elementos acolchados o mullidos como ropa de cama, almohadas u otros objetos (muñecos o juguetes) que puedan cubrir el rostro del bebé al dormir. Se recomienda utilizar una bolsa de dormir para bebé aprobada por pediatras. De esta manera, no es necesario agregar más abrigo.

– La temperatura ambiente no debe ser mayor a 20°, evitando el calor ambiental intenso y el exceso de abrigo en el niño. La ropa no debe dificultar los movimientos del bebé.

– No es aconsejable que el bebé duerma en la misma cama de los padres. El bebé debe dormir sobre un colchón firme y dentro de una cuna que cumpla con las ecomendaciones de seguridad. Se desaconseja que duerma con los adultos ya que en su cama, no solo hay elementos peligrosos para la vida del bebé (almohadas, sábanas, edredones, etc), sino que la temperatura es más elevada por la que trasmiten los padres, elevando los peligros asociados a la asfixia accidental.

– No dormir con humo de cigarrillo. La incidencia del Síndrome de Muerte Súbita en el Lactante es tres veces mayor en los niños cuyas madres fumaron durante el embarazo. Por otro lado, la exposición a un ambiente con humo de cigarrillo en los niños aumenta el
riesgo de enfermedades respiratorias y una disminución en la función pulmonar.

Este y más artículos sobre crianza encontralos en Mía de esta semana. ¡Suscribite!

12 de junio de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *