Moda y belleza

Las prendas negras: ¿siempre aliadas confiables?

Centrar nuestro outfit en ese color para evitar errores puede jugarnos una mala pasada. Una especialista destierra los mitos más extendidos.

parisienne

¿Cuántas veces escuchaste que es mejor usar negro porque nos estiliza y hace ver más delgadas? ¿Qué dirías si te contamos que no siempre es así?

Estos los principales mitos al respecto:

“El negro le queda bien a todo el mundo”

Hay colores que, al utilizarlos cerca del rostro, nos dan luminosidad y apariencia fresca y radiante, mientras que otros nos hacen ver cansadas, apagadas y resaltan todas las imperfecciones. De este modo, no todas las personas tendrán al negro como color sentador según su cabello, ojos y tez.

Esto no quiere decir que no lo podamos usar más, sino simplemente que usar solamente negro cerca del rostro no será la mejor opción porque lo único que hará es endurecer las facciones y destacar las imperfecciones naturales que tengamos. ¿Cómo se logra revertir este efecto? Combinándolo con un tono que efectivamente nos favorezca, mediante accesorios u otras prendas. Por ejemplo, una camisa de ese color ideal y un blazer negro.

El estilo personal es otra variable que incide: una mujer clásica se sentirá a gusto usando negro, mientras que una romántica seguramente se sentirá más cómoda incorporando tonos apastelados.

“Usar negro nunca queda mal”

Es cierto que el negro es clásico y atemporal pero esto no implica que sea la mejor opción en todo contexto. Por ejemplo, en ámbitos creativos seguramente se preferirán colores que signifiquen energía y dinamismo y el negro será considerado menos adecuado, por ser más conservador y, efectivamente, transmitir distancia entre quien lo usa y las demás personas.

“El negro siempre estiliza”

Esto no es necesariamente así ya que, además del color, en toda prenda debemos considerar su textura y el género. Un sweater bien grueso negro no estilizará tanto como un sweater de lana fina gris.

Asimismo, una prenda negra en género con brillo logrará el efecto contrario a estilizar, sobre todo si la comparamos con otra prenda negra en un género opaco.

“El negro sirve para usarse en cualquier parte del cuerpo”

En casos de outfits donde el negro se combina con otro color, siempre debemos tener en cuenta ubicarlo correctamente según nuestro tipo de cuerpo. Si los hombros son más anchos que las caderas, el negro será ideal para prendas superiores y viceversa. Esto parte del objetivo de que nuestra silueta parezca un reloj de arena y, ciertamente, si no lo usamos según nuestras características podemos lograr el efecto contrario, marcando que no hay tanta armonía entre hombros y cadera.

*Asesora de imagen de Styletto Image Studio

03 de junio de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *