Moda y belleza

Cómo controlar un cutis graso

Acné y poros dilatados son sólo algunas de las afecciones que caracterizan a las pieles grasas. Para un cuidado adecuado, es fundamental contar con toda la información necesaria sobre los productos y tratamientos recomendados.

Para algunas mujeres, mantener el rostro limpio a lo largo de la jornada puede convertirse en una misión imposible. Es el caso de las pieles que, debido a un desajuste en la producción de sebo, se ven grasosas, con brillo y poros dilatados. “Debido a factores hormonales, problemas de sobrepeso o una mala alimentación, las glándulas sebáceas pueden producir un exceso de sebo en la superficie de la piel”, explica la Dra. Marta Tielas, Directora del Centro Médico láser AEGYNA.

Lo más importante, para no complicar más el estado de una piel por demás delicada, es usar productos especialmente recomendados y tomar todos los recaudos posibles.

Las personas con piel grasa deben hacerle frente a una serie de complicaciones que aparecen principalmente en las zonas de la nariz, la frente y el mentón (zona T), que si no son tratadas como corresponde pueden deslucir la apariencia completa del rostro.

Además de distinguirse por la presencia de acné y poros dilatados, se caracterizan por una sensibilidad extrema, una tendencia a la descamación y a las infecciones, un exceso de brillo y una mala pigmentación. La buena noticia es que el mundo de la cosmética no se ha quedado atrás, y ha logrado desarrollar productos especialmente formulados para atender las demandas de las pieles de este tipo.

Por dónde empezar

A lo largo del día se depositan sobre el rostro y el cuerpo microorganismos y suciedades que crean una capa de impurezas, y terminan por afectar la salud de la piel. Por este motivo, es importante que aquellas personas con pieles grasas realicen una limpieza dos veces por día con productos específicos para remover la suciedad, pero sin que éstos alteren sus componentes naturales. Esta higiene diaria, que debe hacerse por la mañana y por la noche, permite eliminar bacterias, grasa, células muertas y otras impurezas . Antes de dormir, y después de desmaquillar, los especialistas recomiendan aplicar geles o emulsiones de limpieza. Para enjuagar, aconsejan hacerlo con agua o con algún tipo de loción astringente. Como último paso, se puede colocar una emulsión con alfahidroxiácidos.

Por la mañana, antes de salir a la calle, es importante colocar crema hidratante y pantalla solar libres de grasa. “Debemos utilizar productos que permitan balancear las secreciones y absorber las mismas. Por ejemplo: jabones o geles hidratantes libres de aceite, y mejor aún si contienen ácidos frutales, ya que estimulan la descamación de las células y absorben el exceso de grasa de los poros”, aclara Marisa del Dago, Makeup advisor de Avon Argentina.

Los especialistas hacen hincapié en la importancia de hidratar a la piel después de la limpieza con productos adecuados para mantener la piel saludable y al mismo tiempo prevenir el envejecimiento cutáneo prematuro. “Es un error pensar que las pieles grasas necesitan menos hidratación. En estos casos hay que utilizar productos suaves y específicos. Existen cremas matificantes que podrían aplicarse si se tienen problemas de granitos en la cara”, recomiendan las Dras. Vanina De Marco y Karina Nadur, Directoras del Centro ND Skin, Dermatología Clínica y Estética Este tipo de cremas apuntan a regular la producción de sebo. Además, con su aplicación es notoria la disminución del brillo de la cara. Por otra parte, también hay una serie de contraindicaciones rotundas para evitar que las afecciones se disparen. “Hay que evitar el uso de productos demasiados grasos o con aceite, ya que obstruyen los poros y ocasionan la aparición de granitos”, agrega Marisa del Dago.

Si bien es común que las personas con pieles de estas características consideren que es bueno utilizar productos que dejan la sensación de piel seca, el uso excesivo de los mismos puede producir un efecto contraproducente, haciendo que las glándulas sebáceas produzcan todavía más grasitud. Por este motivo, hay productos formulados para pieles con exceso de grasa, mixtas, con acné o dermatitis seborreica, que disminuyen la proliferación de bacterias limpiando la piel y removiendo sin agredirla la grasa, la suciedad y los restos del maquillaje.

Con valor agregado

Antes de encarar un tratamiento es importante que sea un dermatólogo el que defina cuál será el más indicado de acuerdo a las necesidades que presente cada caso.

-Peelings: son muy recomendados cuando se trata de cuidados aptos para pieles grasas. Tanto los químicos (que se realizan con diferentes tipos de ácidos) como los físicos (con punta de diamante).

-Triple Máscaras + Láser UPL: se trata de un combo que combina el uso de máscaras con extractos naturales y láser UPL. La acción de tres máscaras (bardana, caviar y cardo mariano) permite descongestionar, eliminar impurezas y exceso de grasa, al mismo tiempo que tonifica la piel del rostro produciendo un efecto anti estrés. Mediante la acción de la Luz Ultra Pulsada, se activa la microcirculación profunda, oxigenando en profundidad y logrando un rejuvenecimiento facial, iluminación del rostro y la eliminación o aclaramiento de manchas.

Puntos importantes

*Los rayos UV traen aparejados riesgos para todos los tipos de piel, pero más aún en aquellas sensibles al extremo. En el caso de las pieles grasas el cuidado frente al sol no es un asunto menor. Los recaudos deben extremarse, y en este punto es que se vuelve fundamental proteger el rostro durante todo el año con productos que contengan un filtro alto, ya sea en forma de gel, leche, emulsión o spray, siempre libres de grasa.

*A la hora de maquillarse, requieren de productos sin aceite, es decir, aquellos que están exentos de aceites minerales, animales o vegetales, que no sumarán más grasitud a la ya existente. Los rubores en polvos son una buena opción para darle una terminación al maquillaje del rostro.

Tres consejos

-En casa se pueden aplicar máscaras a base de extractos naturales que eliminan el exceso de grasa e hidratan la piel.

-No tocar el rostro con las manos para tratar de eliminar el exceso de grasa.

-Llevar en la cartera toallitas de limpieza para reforzar la limpieza, sobre todo cuando la piel está particularmente expuesta al smog.

Fácil y efectivo

Cuando se trata de buscar tratamientos que se puedan hacer puertas adentro, y que resulten útiles para tratar los problemas que presenta la piel grasa, los especialistas recomiendan hacer una exfoliación, por lo menos una vez por semana. “Es el proceso que elimina las células muertas que se forman diariamente sobre la superficie de la piel. Refina la epidermis, ilumina, suaviza, activa la circulación y cierra los poros, eliminando la suciedad y grasitud que se acumula en la piel”, explica la Dra. Cuomo, dermatóloga del Hospital Italiano y asesora de Johnson & Johnson.

Al exfoliar el rostro, se deben utilizar solo los productos específicos, aplicados con movimientos circulares, poniendo especial atención a la zona de la frente, nariz y mentón. La exfoliación, al barrer las células muertas de la superficie de la dermis, resulta especialmente beneficiosa para pieles secas, grasas, con punto negros, acné y descamada.

Asesoró: Dra. Marta Fackeldey, dermatóloga del Centro Chouela Dermatologia & Estetica

5 pensamientos en “Cómo controlar un cutis graso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *