Astrología

Nuestra despedida a Lily Süllös

La astróloga nos acompañó durante 24 años con sus horóscopos, que seguiremos publicando en exclusividad hasta el 3 de octubre. Marisa Cortez, ex editora de Mía, la recuerda con una emotiva carta.

Lily Sullos y su hermano, en una foto reciente.

Lily Süllös comenzó a escribir su columna de astrología en Mía el 9 de agosto de 1989. Desde ese día hasta el próximo 3 de octubre de este año, fecha en que publicaremos el último horóscopo que dejó anticipado, han pasado 24 años. Esta semana, Mía la recuerda publicando no sólo sus predicciones, sino también una emotiva carta de Marisa Cortez, editora general de la revista entre 1991 y 2011. Leéla:

Mi recuerdo de Lily
Por Marisa Cortez

Durante veinte años, entre 1991 y 2011, Lily estuvo en mi vida cada semana, cuando hablábamos por sus colaboraciones en Mía. Con cientos de diálogos telefónicos, entre la redacción y su casa, se fue tejiendo una amistad entrañable y transparente, porque era imposible no quererla.

Era una dama con acento extranjero, bella y coqueta como toda libriana, adorable y cultísima, con una mente brillante que no todos podían sintonizar. Su salud era el único punto débil, porque la entrampaba y ella era un alma viajera. Internet le había dado alas: amaba estar conectada.

Lily era mi amiga y una muy, muy especial, porque me dijo antes de que yo misma lo supiera que estaba embarazada de mi cuarto hijo, con sólo verme. Porque cuando iba a visitarla a su casa de La Lucila me esperaba con la torta de chocolate que hacía solo en contadas ocasiones, el goulasch, el café preparado por su hermano Luis -él era su alma gemela- y el regalo de su saber, que en astrología, música y ciencias era gigantesco. Tengo su voz en los Cds de las cartas natales de mis hijos y un topacio imperial que me dio la última vez que nos vimos, hace poco menos de dos años. Como ella creía en la reencarnación y yo también, sé que nos volveremos a ver.

Encontrá las últimas predicciones de Lily Süllös en Mía de esta semana

6 pensamientos en “Nuestra despedida a Lily Süllös

  1. yo siempre la seguí y la admiré…éste final tan inesperado me dolió….mucho en el alma !!!!pero sé que ella no se fué..está en el lugar donde ella quería estar..y desde allí tocando el piano, junto a su hermano..nos seguirá advirtiendo sobre nuestro futuro , a travéz de premoniciónes,dándonos paz….adios querida Lily…

  2. Muy linda el recuerdo de Marisa sobre Lily. La extrañaremos y recordaremos, principalmente en cada cambio de estación, por que no la tendremos para que nos comente la proyección de cada tiempo.¡Hasta una próxima vida!

  3. Me hubiera encantado conocerla personalmente.Rezo por ella y rescato su humor, su profundidad para ver la vida y su alegría contagiosa…eso me llegaba de ella a través de sus programas y escritos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *