Sociedad

Volver a estudiar

El estudio en la adultez permite descubrir capacidades muchas veces desconocidas y disfrutar de una nueva experiencia de aprendizaje.

estudiantes

En nuestra cultura globalizada y digitalizada es importante que todos los adultos sepan que las capacidades que posibilitan el aprendizaje (memoria, atención, concentración, comprensión) pueden seguir siendo desarrolladas durante toda la vida.

La edad cronológica no impide ni limita las posibilidades de aprendizaje. Si hay personas que hace muchos años dejaron de estudiar, solo con volver a retomar el hábito de lectura y estudio, y respetando sus estilos de aprendizaje, van a poder cursar una carrera terciaria o universitaria. Las capacidades del ser humano siempre están disponibles para ser desarrolladas. El conocimiento promueve la libertad personal ya que de éste modo puede hacer elecciones que le posibilitan hacer distinciones y cuanto más aumentan éstas, más se desarrolla la inteligencia. También es un modo de superar los mandatos de la cultura que muchas veces desestima y limita la posibilidad de seguir estudiando por prejuicios hacia los mayores.

Lo favorable de la etapa adulta o del joven adulto es que continúan formulándose las preguntas existenciales más profundas que se irán ampliando durante toda la vida, y la escuela o la universidad acompaña este proceso que debe ser estimulado favorablemente.

¿Quién soy? ¿Qué haré? ¿Cómo mejorar nuestra sociedad?¿Cómo cuidar el medio ambiente?, entre otras, son preguntas generadoras de ideas novedosas que la sociedad necesita. Los adultos se preguntan si el mundo laboral actual es tan limitado, ¿para qué estudiar? La vida cotidiana nos muestra que cada vez hay más servicios y personas que necesitan de eos servicios con gente capacitada. Hay nuevas carreras que satisfacen necesidades de toda la sociedad. Hay mucho trabajo por hacer y necesitamos capacitarnos para ello.

Hasta hace unos años sólo había unas pocas carreras tradicionales para elegir que no respondían a las necesidades vocacionales de todas las personas. Hoy, esa realidad cambió. No sólo hay variedad de especialidades, sino también de duración en años y con rápida salida laboral. Por eso es que tenemos que cambiar esa idea tan difundida de que el mundo laboral es limitado. Cada persona tiene la capacidad de crear un nuevo espacio laboral e incluir a otras personas en él. Solo tienen que creer que son capaces y hacerlo.

En todas las etapas de la vida la persona tiene que valorizar su actitud de iniciar una carrera, proponerse nuevas metas y volver a disfrutar de aprender. Se generará así la posibilidad de ser parte de un grupo y hacerse de nuevos amigos que enriquecerán su vida a partir de un proyecto en común. Deberá respetar su ritmo y recursos propios. Seguramente aparecerán temores en relación a su capacidad intelectual, al que dirán en la familia, eso es esperable, y también se generará un nuevo acercamiento con los hijos. Los nietos, por su parte, observarán de esta manera un modelo de aprendizaje favorable y la actitud de querer superarse siempre. La adultez es el tiempo de cumplir un sueño quizás postergado en una etapa anterior.

En la historia de la humanidad hubo hombres y mujeres como Beethoven, Picasso, Golda Meir, Verdi y otros destacados artistas, científicos, educadores, cuyas mayores producciones y sus mejores trabajos fueron realizados después de los 70 años.

La naturaleza, la esencia personal siempre es la misma durante toda la vida. La potencialidad humana siempre está disponible para ser desplegada sólo hay que determinarse a empezar y confiar en que las metas propuestas van a cumplirse. Todos pueden obtener muy buenos resultados en la carrera que elijan. Muchas patologías por las cuales hoy se consulta tienen relación con que en nuestro tiempo las personas “enferman de futuro” ya que no tienen ideales ni proyectos. Y estudiar es siempre una oportunidad privilegiada para, entre otras cosas, cuidar nuestra salud mental y emocional. Cuando el ser humano descubre su pasión no hay nada ni nadie que lo detenga para cumplir las metas que se ha propuesto. Así que siempre es posible volver a estudiar.

* Integrante del equipo del Colegio Presencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *