Jardín y mascotas

Perros: ¿quién pasea a quién?

Si sos de los que corren detrás del perro aferrado a su correa, prestá atención a las recomendaciones de esta nota y empezá a disfrutar de su compañía.

dogs out

A veces, parece que es la mascota la que saca a pasear a su dueño. Cuando esto sucede, es hora de pensar en un buen adiestramiento.

Cuando un perro está bien educado no hace falta ejercer presión con la correa en cuando se lo lleva a caminar, ya que irá prestando atención al dueño, a pocos centímetros de su pierna izquierda.

Se recomienda llevarlo del lado izquierdo para así tener libre la mano derecha, a fin de poder llevar la cartera, el maletín, o bien, para usarla ante cualquier necesidad. Esta es la razón por la que se elige esa posición en los concursos. Los zurdos, por el contrario, deben llevar al animal en el lado contrario, siempre y cuando no estén en una competencia.

Tener en cuenta que si el perro no está educado, hará cualquier cosa por llegar a su destino de juego y necesidades tironeando de la correa con todas sus fuerzas, poniéndonos así en riesgo de tropezar y haciendo de su paseo un momento desagradable.

Además, cabe la posibilidad de que se libre de nuestro control y logre escapar, situación que se tornaría muy peligrosa con riesgo de sufrir un accidente.

Entrenamiento paso a paso

*Dejar al animal en ayunas desde la noche anterior y llevar salchichas cortadas en trocitos de no más de un centímetro.

*Es de gran utilidad el uso de un silbato, cuyo sonido es el más recomendado para el adiestramiento.

*Familiarizar al perro con el ruido del silbato para que lo relacione con algo positivo. Para eso se debe tocar el silbato y seguidamente darle una chalchicha. Volver a hacerlo y darle otra, y así hacerlo ir hacia ambos lados varias veces, en distintos momentos dentro de la casa, durante la tarde y noche anterior. Cuando entienda la idea, pedirle a alguien que nos sostenga al animal y alejarse. Tocar nuevamente el silbato para llamarlo y darle un trocito de salchicha cuando llegue. Estará aprendiendo a acercarse al dueño al escuchar el pitido.

*Al llevarlo de paseo, sostener la correa con la mano izquierda y llevar en la derecha una bolsita con los trozos de salchicha.

*Cuando el perro comience a apurarse y tire de la correa, se lo debe frenar, llevándolo uno o dos pasos hacia atrás. Una vez al lado del dueño, aflojarle levemente la correa, tocar el silbato y darle una salchicha.

*Cada vez que el animal responda correctamente a las consignas tocar el silbato, así entenderá que se gana un premio.

*Al cabo de una semana de observar que comprende y obedece las ordenes, reemplazar las salchicas como premio, por una caricia, que seguirá acompañándose con el ruido del silbato.

Asesoró: Martin Hardoy, entrenador de perros, amansador equino y expositor y disertante en las ferias “Nuestros Perros” y “Nuestros Caballos 2013”.

Un pensamiento en “Perros: ¿quién pasea a quién?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *