Moda y belleza

Remedios dorados

El aceite de oliva es conocido como oro líquido por la infinidad de beneficios y propiedades que contiene. Te enseñamos algunas recetas para hacer uso de este enorme aliado, en casa.

recetas caseras

Remedios caseros

Abandonar el hábito de fumar. Hay una antigua usanza popular probada eficazmente por mucha gente: cada mañana, en ayunas, se deben tomar 5 gotas de aceite de oliva extra virgen en una cucharita (preferentemente de plata, ya que ayudará a no estropear la acidez del aceite). La sabiduría popular dice que, poco a poco, se deberían ir eliminando los peligrosos efectos adictivos de la nicotina.

Acné. Friccionar la parte afectada con un cuarto de litro de aceite de oliva en el cual se habrán disuelto 100 gotas de aceite esencial de lavanda. También se puede lavar la parte afectada con jabón casero hecho a base de aceite de oliva extra virgen y soda.

aceite de olivaArtrosis. Dejar macerar al sol, durante 20 días, 80 g de flores de manzanilla secas en medio litro de aceite de oliva. Filtrar y usar para dar masajes.

Cálculos o piedras de vesícula. Tomar todos los días en ayunas una cucharada de aceite de oliva extra virgen con limón.

Ciática. Preparar una cataplasma macerando durante dos días, 200 g de harina de maíz, 400 g de aguardiente, 200 g de higos secos triturados o machacados y 20 g de mostaza negra en polvo. Cuando los componentes se han embebido en el alcohol y forman una pasta, ésta se extiende sobre la parte enferma untada antes con aceite de oliva extra virgen. La aplicación durará de 2 a 3 horas.

Eczemas. Masajear la parte afectada con aceite de oliva extra virgen.

Encías. Para mantenerlas siempre sanas masticar con frecuencia hojas de olivo frescas.

Estreñimiento. Mezclar y tomar una infusión de manzanilla con una cucharada sopera de aceite de oliva extra virgen

Hemorragias. Dejar secar un poco de ruda, machacarla y hacerla polvo. Aplicar este polvo a las heridas con un poco de aceite de oliva extra virgen o disuelto en cocción con un poco de agua. La hemorragia se corta y la herida sana rápidamente.

Hemorroides. Lavar con agua templada o caliente y jabón casero hecho con aceite de oliva extra virgen y soda la zona afectada. Enjuagar con agua bien fría.

Hinchazones. Machacar un diente de ajo dentro de un trozo de algodón o gasa. Untar la parte afectada con un poco de aceite de oliva extra virgen y poner la gasa anterior envuelta en otra gasa. Dejar hasta que la hinchazón baje.

Hipertensión. Dejar hervir 40 g de hojas de olivo en un litro de agua, filtrar, endulzar y tomar dos vasos pequeños al día.

Insolación. Dejar macerar al sol durante 15 días flores de hipérico recubiertas de aceite de oliva, filtrar y usar para masajes. Es un remedio excelente para cualquier tipo de quemaduras.

Otitis. Verter dos gotas de aceite de oliva tibio en el conducto auditivo o aplicar un palillo de algodón empapado en aceite tibio.

Quemaduras y eritemas solares. Una receta tan extraña como maravillosa: recoger un poco de nieve recién caída y mezclarla con un cuarto litro de aceite de oliva en una botella de vidrio oscuro. Untar con esta mezcla, previamente agitada, en casos de quemaduras. O bien mezclar aceite de oliva y claras de huevo y colocar en las partes afectadas. Para eliminar el eritema solar, preparar un linimento óleo-calcáreo mezclando 100 g de aceite de aceite de oliva extra virgen con 100 g de agua de cal. Poner en una botella, agitar antes de su uso y pasar delicadamente sobre la zona afectada. Para aliviar el dolor de las quemaduras, frotar con jabón casero hecho de aceite de oliva extra virgen y soda.

Reumatismo. Mezclar aceite de oliva extra virgen con un poco de alcanfor hasta que se disuelva. Después, masajear la parte dolorida. El remedio más eficaz es sin duda poner sobre la parte dolorida un emplasto de orujo de aceite de oliva fermentado. Antiguamente, esta aplicación se realizaba en lugar de fango: cocer col en agua, con cebolla, zanahoria (30 o 40 g en total) y el jugo de un limón, añadir unas gotas de aceite de oliva extra virgen y tomar una taza cada hora.

Sabañones. Aplicar directamente aceite de oliva extra virgen sobre las zonas afectadas.

Torceduras. Dolores musculares, tendinitis y neuritis tendrán alivio rápidamente con masajes hechos con una mezcla de aceite de oliva y ajos aplastados. También se puede usar trementina en lugar de ajos.

Úlceras de las venas varicosas. Dejar macerar durante tres semanas un ramillete de lampazo (Arctium lappa) en un litro de aceite de oliva. Aplicar sobre las piernas enfermas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *