Salud

Dieta Detox post verano

El descontrol en la alimentación durante las vacaciones y el exceso de líquidos que tomamos por tanto calor dejaron su huella en la silueta.

dieta detox

Marzo es como el lunes del año por eso, además de empezar casi todo a un ritmo vertiginoso, es el momento en el que muchos se proponen hacer una dieta que corrija los daños que dejaron las vacaciones y el verano. Antes de arrancar la carrera por conquistar las nuevas metas previstas, no está de más revisar qué es lo que realmente pretendemos y saber ir paso a paso trazando objetivos a corto plazo, hacer foco en el aquí y ahora.

Tener una mente enfocada y actitud positiva, saber jerarquizar, seleccionar y luego concretar son algunos de los grandes preceptos para ganarle al estrés y a los desequilibrios a lo largo del año. Hacer foco en el aquí y ahora nos ayudará, sin lugar a dudas, a reducir la ansiedad, regular el ánimo y conseguir mejores resultados en los que nos hayamos propuesto como objetivos.

Además de revisar qué es lo que realmente pretendemos, es aconsejable evaluar en cuánto tiempo creemos que será posible lograrlo, con qué herramientas contamos y cuán propicio es el campo para la cosecha de los resultados. Piensen por un momento cuántas veces pudieron haberse sentido angustiadas o fracasadas por no haber logrado lo que, a lo mejor, era imposible por inalcanzable, porque realmente no era del interés de ustedes, porque no estaban dadas las condiciones o, sencillamente, porque había factores que las excedían, entre tantas otras cuestiones posibles.

Por todo esto, lo mejor no es proponerse bajar en un rato los kilos que se sumaron comiendo afuera o abusando de sandwiches y tartas en la playa, con alto consumo de bebidas calóricas o alcohólicas, sino comenzar por depurar el organismo para favorecer tranquilamente esa reducción de peso que buscamos. Además, una dieta detox ayudará a mejorar el sistema inmunológico paa enfrentar mejor los cambios de temperatura y las enfermedades de otoño e invierno.

Jugos

Hay muchas frutas que tienen poder depurativo para eliminar toxinas, en este caso, te aconsejamos estas dos para preparar en jugos:

Pomelo: rico en Vitamina C, ejerce una acción claramente favorable sobre el hígado, ayudando a que la digestión se active y eliminando los líquidos. Sus minerales y vitaminas normalizan el proceso metabólico. Debe ser tomado en ayunas.

Apio: es un gran estimulador del hígado, los riñones y los pulmones, además de ser un excelente tónico para el sistema nervioso y las glándulas suprarrenales encargadas de regular la respuesta del estrés. Debe beberse entre horas, combinado con manzana o zanahoria.

Ayuno y depuración

El ayuno parcial estimula la eliminación de los desechos de los tejidos, reduce el sobrepeso y aumenta las defensas inmunitarias. Hay varias opciones:

Eliminar de la dieta alimentos que pueden aportar más toxinas al cuerpo como el café, pastas, arroz, pan, carne, embutido, alimentos fritos, alcohol y conservas.
Hacer durante unos días una dieta a base de alimentos crudos, fruta fresca o ensaladas de verduras frescas, a razón de medio kilo en cada comida.

Con uvas: consumir dos o tres días, como único alimento, uvas, sin quitarles ni la piel ni las semillas. Está dirigida principalmente a personas que tienen una digestión complicada o sensación de cansancio.

Infusiones: se trata de tomar durante 15 días una infusión de cardo mariano y menta antes de las comidas y otra de flores de manzanilla y semillas de anís después. Se dirige a personas con problemas de celulitis o para reforzar las defensas.

PLAN DETOX

Respetá esta dieta durante una semana y, después, comenzá progresivamente a consumir alimentos más nutritivos pero bajos en grasa y azúcares: cereales integrales, papas, quesos vegetales o descremados, pollo a la plancha, tofu, pan integral. Verás los resultados en la balanza y en tu energía.

Desayuno

Té verde con una cucharada de miel sin refinar (la de tomillo es deliciosa). Macedonia de frutas naturales de la estación (las frutillas, ananá, melón o sandía son perfectas) y un yogur de vegetal, tipo de soja. Si te quedas con hambre, añadí una rebanada de pan integral.

Media mañana

Un racimo pequeño de uvas, una infusión depurativa, un yogur de soja o un jugo natural.

Almuerzo

Opción 1: arroz integral con brotes de soja, jugo de tomate natural y una rodaja de ananá o trozo de melón.

Opción 2: una rebanada de pan integral, una ensalada de berros y espinacas frescas y frutillas con unas gotas de limón.

Opción 3: ensalada de lentejas y brotes de alfalfa, jugo de pepino e hinojo, un yogur descremado.

 

Media tarde

Cuatro nueces o un puñadito de semillas de calabaza con un té verde. Una fruta fresca o un yogur descremado.

Cena

Opción 1: ensalada de vegetales frescos de estación con frutos secos (semillas de girasol, nueces, semillas de amapola y de sésamo), un yogur o una infusión.

Opción 2: sopa fría de calabaza, pepino o calabacín, una rodaja de merluza a la plancha y una rodaja de ananá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *