Moda y belleza

Contra el paso del tiempo

Con los años, la vitalidad del rostro se ve amenazada por arrugas y líneas de expresión. Las técnicas no invasivas ganan terreno y se posicionan frente a las quirúrgicas. Especialistas y procedimientos.

Para combatir las marcas que aparecen con la edad, hoy en día existen tratamientos cada vez más seguros y efectivos, que apuntan a devolverle al rostro la frescura que va perdiendo, no sólo por el paso natural del tiempo, sino por una larga lista de factores externos.

“Cuando una persona llega al consultorio lo ideal es comenzar con un buen diagnóstico de la piel. Una vez efectuado, el dermatólogo evaluará el tratamiento a emplear para corregir los distintos signos de envejecimiento: manchas, adelgazamiento de la piel, surcos o arrugas”, explica la Dra. Mariela Jaén, Directora de Jaén Dermatología & Estética.

 

De esta manera, de acuerdo a las necesidades que presente cada paciente, los especialistas no sólo lograrán determinar los tratamientos médicos que serán más adecuados, a los fines que se buscan alcanzar, sino que estarán en condiciones de descartar toda clase de patologías que puedan impedir o retrasar los resultados deseados.

Radiofrecuencia facial: este método utiliza la estimulación provocada por el calor que generan las ondas de radio para combatir la flaccidez, al mismo tiempo que se define el óvalo del rostro y se tensa la papada. Existen varios tipos de de radiofrecuencia de acuerdo a la intensidad de calor que alcanza cada una de ellas. Durante las sesiones, el aparato envía energía de radiofrecuencia a las capas internas de la piel, haciendo que el colágeno de se reafirme y estimule. Esta técnica se puede utilizar sin problemas en el rostro, sobre frente, ojos, pliegues naso-labiales, líneas de la mandíbula, papada, patas de gallo, y el área que se encuentra por debajo del mentón.

Botox: se trata de una de las técnicas de rejuvenecimiento facial más difundidas. Se logra aplicando microinyecciones directamente en el músculo donde actúa, relajándolo temporalmente. Las ventajas en su haber es que es absolutamente indoloro y permite darle al rostro una apariencia más fresca por un período aproximado de 4 a 6 meses. Los especialistas recomiendan combinar esta técnica con otros tratamientos como el de radiofrecuencia.

Hilos tensores: este procedimiento ,que no requiere de incisión ni puntos de sutura, puede ser una solución para aquellas que buscan dar batalla a las primeras arrugas. “Consiste en colocar hilos tensores especiales por debajo de la piel facial o corporal, fabricados con sustancias biocompatibles similares en textura y elasticidad al tejido conectivo de nuestro organismo”, explica el Dr. Gastón Clemente Martínez, Director de Esencia Belleza y Salud. Indicados para casos de flaccidez facial leve o moderada, así también como para levantar cejas, cola, pómulos, mejillas y cuello. La ventaja es que se trata de un procedimiento ambulatorio, de duración permanente, que no requiere más que de anestesia local y no presenta dolores posteriores.

Oxigenoterapia: Según la Dra. Adriana Szapinka, Directora de BioZone Centro de Estética, es un tratamiento antiaging no invasivo, que recurre a las propiedades del oxígeno puro con fines estéticos y terapéuticos. “Las células de la piel utilizan el oxigeno para fabricar colágeno, elastina y otras proteínas responsables de la vitalidad y turgencia de la piel”, agrega la especialista. Entre sus beneficios se cuenta la estimulación de la microcirculación de la sangre y la producción de fibroblastos. Además, puede aplicarse en pieles secas, grasas y normales.

Plasma rico en plaquetas: pertenece a una rama de la conocida medicina Ortomolecular, que promueve la regeneración celular gracias a los recursos que ofrece el propio organismo. La técnica se basa en la aplicación intradérmica de un complejo derivado del plasma rico en plaquetas obtenido del propio paciente. Después de un proceso de ultracentrifugación de las mismas, y con la adición de sustancias específicas, se vuelven a colocar en el rostro, escote, brazos, glúteos, entre otras partes del cuerpo.

Pastilla antiage: contiene ácido hialurónico, colágeno y elastina que actúan sobre los signos de envejecimiento, previniendo la formación de arrugas.“El ácido hialurónico se va perdiendo como parte natural del envejecimiento, y así su capacidad de retener el agua en las células y tejidos. Por esa razón, nuestra piel se ve reseca y comienzan a aparecer las primeras arrugas en la piel y otras alteraciones articulares. Al reincorporarlo desde afuera, por vía oral, se detiene la progresión de las arrugas y se revierte el proceso”, explica la Dra. Szapinka. De acuerdo con los médicos, el mejor momento para empezar a tomar estos comprimidos es alrededor de los 35 o 40 años, cuando se comienzan a hacer visibles las primeras arrugas. Los resultados se observan recién a las cinco semanas de comenzado el tratamiento. Este producto no está indicado durante el embarazo, la lactancia ni para casos de hipertensión arterial. Mientras dure el tratamiento los especialistas recalcan la importancia de tomar la cantidad de líquido indicado por día.

Peeling de carbonilla: se trata de un peeling diferente que se hace con carbonilla y con el dispositivo láser Helios aplicado manualmente sobre el rostro. Este rayo está microfraccionado, y por lo tanto no tiene efectos agresivos sobre la piel. Por su parte, y gracias al efecto del láser, la carbonilla se vaporiza, produciendo una exfoliación de las capas epidérmicas superficiales. El resultado apunta al lograr una piel más lozana, con atenuación de poros y arrugas. Las características especiales de este peeling lo hacen especialmente recomendable para pieles sensibles y alérgicas a los ácidos. Entre sus ventajas se cuenta que puede practicarse en pieles oscuras, y en cualquier época del año, ya que no causa irritación ni fotosensibilización de la piel.  Además, realizado con frecuencia, puede reducir acné y los procesos inflamatorios que éste trae aparejado.

Cremas: si bien, no siempre garantizan resultados efectivos, los especialistas recalcan la importancia de la aplicación de este tipo de productos como complemento a los tratamientos realizados en manos de los especialistas. “Las cremas que se recomiendan son cosméticas pero con formulaciones con porcentajes de sus componentes de uso e indicación médica, que se usan también para remediar problemas de la piel”, explica el Dr Julio Ferreira, Director de Clínica Ferreira. Este tipo de productos se vuelven de uso imprescindible a partir de los 40 años.

Asesoró: Dr. Ricardo Hoogstra, Director del Centro de Estética Hoogstra.

 

Un pensamiento en “Contra el paso del tiempo

  1. muy buena y completa información , también depende mucho de la alimentación ejercicios de respiración son lo que hago junto a la naturaleza y unas buenas cremas de natura cronos mas de 50 años muy buenos resultados me dieron .-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *