Salud

Terapia del hielo para bajar de peso

La ciencia le puso el foco a la grasa parda, que es capaz de quemar calorías. Cómo estimularla.

Cómo bajar de peso con la terapia del hielo

Cómo bajar de peso con la terapia del hielo

La grasa no es una sola. Así como hay un llamado colesterol bueno y otro malo (HDL y LDL), el tejido adiposo también se diferencia entre el blanco o unilocular y el marrón, pardo o multilocular. Investigaciones muestran cómo, al aumentar la cantidad y la acción de la grasa marrón, consume energía para aumentar la temperatura corporal por lo que quema calorías en lugar de almacenarla, comportándose más como un músculo que como grasa.

En los adultos, hay grasa marrón en el cuello, debajo de la clavícula y a lo largo de la columna vertebral que continúan desempeñando su función primitiva, la de generar calor. Cuando la grasa parda se activa para aumentar la temperatura del cuerpo, comienza el proceso de combustión de calorías, ya que esta grasa está dotada de un número mucho mayor de mitocondrias (una estructura celular responsable de la producción de energía).

La Terapia del Hielo

Tim Ferriss publicó un libro llamado The Four-Hour Body (El cuerpo de 4 horas) en el que incluye el concepto de la activación de la grasa marrón mediante la exposición a temperaturas frías afirmando que se puede aumentar en un 300%, con el simple hecho de implementar la terapia de hielo a su estrategia de alimentación. Se trata de enfriar el cuerpo con hielo obligándolo esencialmente a quemar más calorías al activar su grasa marrón como lo comprueban los estudios anteriores. Se debe ir probando de a poco:

  • Colocá una bolsa de hielo en la parte superior de la espalda y pecho durante 30 minutos al día (lo mejor es hacerlo estando relajada, por ejemplo, mientras se mira televisión)
  • Tomá alrededor de 500 ml de agua fría todas las mañanas
  • Date duchas con agua lo más fría que soportes
  • Sumergí las piernas hasta la cintura en agua helada durante 10 minutos tres veces a la semana (simplemente llená la bañera con agua fría y cubos de hielo)

 

 

En cuanto al libro de Ferris, allí se señala que el metabolismo de cada persona es diferente, pero, por lo general, se puede acelerar dentro de un plazo razonablemente corto, haciendo simples cambios en la alimentación y estilo de vida. Además de recurrir a la terapia de hielo, las siguientes estrategias también ayudan a impulsar al metabolismo para fomentar la pérdida de peso:

  1. Evitar el azúcar (principalmente la fructosa) y los granos que son la causa principal de resistencia a la insulina y leptina, pues afectan directamente los niveles de hambre y, como consecuencia, el peso
  2. Escuchá a tu estómago y comé un alimento saludable cuando éste te diga que tiene hambre
  3. Implementá un plan de ejercicios completos que incluyan: entrenamiento de fortaleza para aumentar la masa muscular (por cada medio kilo de músculo que aumente, el cuerpo quema de 50 a 70 más calorías al día, y entrenamiento de intervalos de alta intensidad que han demostrado aumentar significativamente la pérdida de grasa mediante el impulso de la producción de la hormona de crecimiento humana
  4. Buscá salidas al estrés y las emociones negativas. La meditación, oración, escribir un diario e incluso el ejercicio suave pueden ser servir para combatir positivamente al estrés.

 

Fuentes: Istoé, The New England Journal of Medicine, Journal of Animal Science and Biotechnology y Nature

11 pensamientos en “Terapia del hielo para bajar de peso

  1. Evite los platos de comida grandes, trate de moverse más no se quede mucho sentada evite las grasas haga algún ejercicio ¡sí se quiere se puede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>