Moda y bellezaBelleza

Cómo estar divina antes del verano

Tips y tratamientos para estar espléndida antes de las vacaciones. Por dónde empezar.

Tratamientos y tips para estar hermosa antes del verano.

Existen procedimientos no invasivos que pueden realizarse aún en esta época del año para estar divinas.

En pocas semanas llega el verano y con él, la oportunidad de descansar, así como de disfrutar de salidas y fiestas como nunca en el año. ¿Por qué no aprovechar este tiempo previo para un shock de belleza antiedad? Hoy en día, hay muchas alternativas no quirúrgicas que no conllevan tiempo de inactividad. Por ejemplo, las que siguen, que pueden aplicarse combinadas.

Toxina botulínica tipo A: El tratamiento consiste en la aplicación de micro inyecciones en la zona a tratar, no requiere sedación ni anestesia.  Aplicada estratégicamente en el músculo responsable de la línea o arruga de expresión, más o menos profunda (en la frente, el entrecejo, las periorbiculares o “patas de gallo”, entre otras) causa su relajación temporal y brinda al rostro una apariencia más descansada, rejuvenecida y agradable. Su resultado es muy natural si está correctamente aplicado.

La sesión sólo toma unos pocos minutos y el paciente se retira del consultorio sin marcas ni vendas y puede retomar su vida cotidiana inmediatamente, así como maquillarse si la piel se encuentra inflamada.

La acción de la toxina botulínica dura en general aproximadamente cuatro a 6 meses, aunque en algunos casos puede prolongarse.  Se estima que en una persona de 45 años, el tratamiento puede “restar”, según cada caso, entre cuatro y diez años.

Rellenos: Una solución cuando las arrugas ya están formadas y son muy profundas o para los labios que perdieron firmeza.

Se pueden inyectar diversos productos en la dermis para la corrección de líneas, arrugas y surcos. También se utilizan  con gran éxito para dar volumen a los labios, pómulos o el modelado facial.  La sustancia a utilizar dependerá de la evaluación médica, las preferencias del médico y el paciente.

Se pueden aplicar productos como el ácido hialurónico, componente natural de nuestro organismo que fusiona el agua con los tejidos, dando a la piel firmeza y volumen.

Se trata de ácido hialurónico estabilizado, biodegradable, que no requiere test de alergia pues es totalmente “no animal” y no existe riesgo de transmitir enfermedades ni de provocar reacciones alérgicas. No es permanente. Su duración es de varios meses, dependiendo de factores tales como la edad del paciente, tipo de piel, estilo de vida, actividad muscular y la estructura individual de la piel. Por lo tanto requiere tratamientos de mantenimiento, usualmente cada 9 a 12 meses.

Los metacrilatos constituyen un interesante grupo de sustancias de relleno que tienen la particularidad de ser retenidos indefinidamente por la dermis. Esto permite la corrección de arrugas, líneas, surcos o el modelado de la cara con un efecto prolongado.

Radiofrecuencia profunda: Es un tratamiento que se realiza en consultorio, para tratar la flacidez  y eliminar el aspecto cansado del rostro.

La radiofrecuencia es un sistema que, al producir calor, actúa estimulando las fibras de colágeno que por acción del mismo se retraen, estirando la piel, logrando un efecto rejuvenecedor de la misma.

Se puede realizar en todo tipo de pieles, tanto en invierno como en verano y no requiere ningún tipo de reposo.

Lo ideal de este método es realizar 3 sesiones con un intervalo de 30 días entre una y otra. Después de la primera aplicación, comienza a verse una mejoría en la calidad de la piel, y luego de la tercera, comienza a verse la reducción de las patas de gallo y la flaccidez de la cara y el cuello. La mejoría se prolonga hasta 2 años después del tratamiento.

Los resultados de la radiofrecuencia pueden verse potenciados con el uso de mesoterapia, utilizando antioxidantes, aminoácidos, sales de silicio, ácido hialurónico, etc.

Tips extra:

No olvides mantener una rutina saludable para retrasar los signos de la edad:

Evitá el daño solar mediante el uso de protectores.

Hacé ejercicio regularmente.

Seguí una dieta sana.

Evitá el cigarrillo.

Consumí bebidas alcohólicas con moderación.

Reducí la ingesta de cafeína.

Lográ dormir al menos ocho horas.

Tomá mucha agua.

Fuente:

Dra. Marisa Tobío, MN 70519 (www.dramarisatobio.com). Médica egresada de la UBA, especialista en endocrinología, Postgrado en Clínica Estética de Universidad Nacional de Buenos Aires.

2 pensamientos en “Cómo estar divina antes del verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *