HogarDeco

La casa de Crepúsculo por dentro

Se viene la segunda parte de la saga Crepúsculo Amanecer. Te presentamos la casa. Recorrido y detalles.

crepusculo

La ya famosa casa del bosque de los Cullen de Crepúsculo es obra de Jeff Kovel, arquitecto director del estudio Skylab que ganó una excelente reputación por la calidad de sus proyectos, considerada todo un modelo del estilo contemporáneo.

Esta corriente de diseño siempre conecta el exterior con el interior, aunque agrega algunos toques de calidez en toda la vivienda. El uso de la luz natural juega un importante rol y todo suele ser simple pero sofisticado. Los interiores contienen los espacios más que a los objetos, por eso, son frescos y pulcros. De acuerdo a los dictados de la época, se buscan la eficiencia en el uso de la energía, materiales sustentables y naturales.

La casa está ubicada en Portland, Oregon y tiene 446 m2.

Sobre materiales y estilo

Por el Arquitecto Lucas D’Adamo Baumann, Lead Designer de Vanguarda Architects. Argentina

Un punto de interés de esta casa son sus materiales. La estructura principal es de hormigón armado combinado con una estructura metálica y balloon frame. Se denomina balloon frame (cuya traducción podría ser armazón de globo) a un tipo de construcción de madera característico de Estados Unidos, consistente en la sustitución de las tradicionales vigas y pilares de madera por una estructura de listones más finos y numerosos, más manejables y que pueden clavarse entre sí. Esto permite construir edificios (normalmente viviendas de una o dos plantas) más ligeros y fáciles de levantar.

Este diseño propone, principalmente, un juego de relaciones entre el interior y el exterior, ya que se encuentra ubicada en medio de un importante bosque, sobre un terreno ondulado y con gran pendiente, lo que supuso un desafío técnico pero que a al vez jerarquiza las visuales desde y hacia la casa. La geometría está trabajada en planta baja y dos niveles para minimizar la pisada de la casa sobre el terreno. Así, el primer nivel sobre la planta baja queda flotando.

La volumetría se recorta y quiebra, siempre desde la altura, como intentando convivir o formar parte de ese ecosistema de la copa de los árboles.

El estilo moderno contemporáneo puede verse en sus línea rectas y grandes superficies vidriadas, pero a la vez, tiene un gran aporte de la arquitectura regionalista, utiliza materiales del lugar e interactúa constantemente con el entorno, ya sea jugando con desniveles del terreno, el bosque, el sol y las visuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *