Salud

Consejos para una alimentación nutritiva

Nos asesora un experto en medicina ortomolecular.

Cómo llevar un registro de los alimentos.

La próxima vez, al comenzar una dieta, intente algo diferente en lugar de concentrarse en la comida. La forma de empezar por este camino es:

1. Sentir hambre. Hay que entrar de nuevo en contacto con las señales del cuerpo  llevando algo en qué anotar “el tipo de hambre” que se siente antes de comer. Valorar en una escala de 1 (muriéndose de hambre) a 10 (incómodamente satisfecho). Haciendo esto día tras día, se comenzará a tener el registro natural de lo que el cuerpo necesita.

2. Parar de contar. No hay que obsesionarse con las calorías, carbohidratos, proteínas, gramos ni porciones. Eso obliga a salir del cuerpo y concentrarse en la mente. Cuando se cuenta o se mide se está comiendo de acuerdo al intelecto en lugar de seguir las indicaciones del organismo.

3. Examinar las ansiedades. Cuando sienta un impulso de comer, pare unos segundos a pensar: ¿De qué está hambriento de verdad? ¿No será que sus mandíbulas quieren masticar para liberarse de estrés y tensión? ¿No será que el sonido de la masticación hace que la cabeza se relaje? Quizás la opción sea masajear la mandíbula, minimizar la causa de estrés o visitar a un amigo, o quizás, por qué no, tomar un helado, pero que sea una decisión a conciencia.

4. Comer de forma consciente. Ponga atención a la comida, siéntese en la mesa, libérese de las distracciones como la televión y observe el palto y el recorrido que hacen los alimentos desde la boca.

5. Hacer pausas. Cuando experimente ansiedad por la comida, deténgase y obsérvela. No intente desecharla pero tampoco se deje llevar por ella. Acepte la incomodidad de la ansiedad, puede que se vuelva más intensa e incluso dolorosa. No pasa nada. Acéptela y dese cuenta de lo que ocurre, a menudo encontrará un gran mar de emociones como miedo, ansiedad, enojo, tristeza, etc., tras las ganas de comer algo. Si espera espera el tiempo suficiente (no más de 5 minutos) verá la transitoriedad de sus deseos. Este es un ejercicio poderoso.

6. Sea feliz ahora. Es posible que haya estado posponiendo su felicidad hasta perder 5, 15 o 30 kilos o hasta ser capaz de dejar los dulces y harinas. Pero cuanto más feliz esté ahora más posibilidaddes habrá de que logre sus metas futuras. Una vez que se acepta tal como es dejará de comer por razones de ansiedad, aburrimiento, miedo o tristeza.

Publicado en la edición Nro. 1396 de Mía.

 

3 pensamientos en “Consejos para una alimentación nutritiva

  1. CUANTA VERDAD EN CADA UNO DE LOS ITEMS.HACE POCO TIEMPO DECIDI COMENZAR A SER FELIZ TRATANDO DE ACEPTAR MI CUERPO, MAS ALLA DE LAS EXIGENCIAS DE LOS NUTRICIONISTA.LUCHE TODA MI VIDA POR MI SOBRE PESO U OBESIDAD.ADELGACE 30 KG.,ME SIENTO BIEN ,PERO NO LO PUEDO O MEJOR DICHO NO LO PODIA DISFRUTAR YA Q SEGUN MI NUTRICIONISTA TODAVIA DEBO BAJAR 10 KG. PORQUE SIGO EN OBESIDAD GRADO 1.PARA LOGRARLO DEBO LITERALMENTE CHUPAR LA LECHUGA Y ESCUPIRLA.HAGO 2 HS DE GYM POR DIA,COMO SANO Y CON ESTO LOGRO MANTENER MI PESO LOGRADO PERO NO BAJAR.Y ESTO ME AMARGA MUCHO.GRACIAS A DIOS Y A ESTA PUBLICACION PONDRE EN PRACTICA CADA UNO DE LOS ITEMS Y EMPEZARE A DISFRUTAR DE MI GRAN LOGRO,MAS ALLA DE LAS OPINIONES DE LOS DEMAS.

  2. Una nota como esta debería ser asesorada por un nutricionista y no por un “experto en pseudociencias”. De hacer las ingestas sólo cuando se tiene verdadero hambre, los mecanismos fisiológicos del cuerpo se alterarían, incluyendo el metabolismo. Esto sería contraproducente, especialmente para las dietas para adelgazar. Penosa la nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *